La semilla de Dios sigue creciendo

Finalizada la primera semana en la comunidad de Astilleros y dispuestos para una nueva.
La experiencia está siendo muy enriquecedora y los nuevos, Carlos y Blanca se han integrado perfectamente con los chicos de la comunidad. Su trabajo con ellos, pero sobre todo su presencia hace que la tarde con los más peques esté llena de luz.

Las caras, los gestos, las miradas, las sonrisas son semillas de Dios en un entorno nada fácil.
Esta semana iniciaremos la catequesis de bautizo y primera comunión con 5 de los chicos de la comunidad. Otra oportunidad para mostrar a los más pequeños cuanto los quiere Dios.
Por su parte Mati, en Comarapa, sigue aportando todo lo que lleva dentro a los chicos del internado, con su apoyo no sólo en los estudios, sino también en el rato de oración al acabar el día.
La semana promete y esperemos vivirla tan intensamente como la que estamos dejando.

Un abrazo fraterno para todos.

 

Javier García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es