Hay tantas cosas que contar que no sabemos muy bien ni por dónde empezar…

¡Hola a todos! Hay tantas cosas que contar que no sabemos muy bien ni por dónde empezar. Ha pasado otra semana y, como no podía ser de otra forma, hemos vivido infinidad de cosas: visitas turísticas, despedidas, preparación del Día de la Independencia de la India y su celebración y hasta el lanzamiento de los grupos juveniles.
Esto último nos ha tenido nerviosillos durante toda la semana, visitando la aldea en busca de jóvenes mayores de 15 años a los que invitar a un día diferente rodeados de chicos y chicas de su misma edad para hacer juegos y actividades.
Cuando iniciamos la preparación de este día junto al hermano Chema (sobre un esquema que ya preparamos en su visita a Granada en mayo) surgían diferentes dudas acerca de cómo dirigir el encuentro para que pudiéramos atraer a estos chicos de cultura, lengua y religión (en su mayoría) completamente distintas a la nuestras. No podíamos centrar el día en torno a algo cristiano ya que estaríamos cerrando la puerta a muchos de ellos. afortunadamente, los valores cristianos son valores humanos y eso es en lo que nos centramos. Dedicar cada día de encuentro a trabajar sobre distintos valores que nos unan a todos.
El primer día escogimos como lema: todos somos iguales. Preparamos una “ilusión óptica” con algunos chicos del hostel, dos canciones traducidas al santal y juegos de conocimiento grupal, para terminar bailando y tomando el té.
Los nervios el sábado casi se podían tocar: ¿aparecería alguien? “Ami janiná” (pues no lo sé)
Aquí los horarios son siempre orientativos, casi una sugerencia, así que sobrepasada en 40 minutos la hora a la que les habíamos citado, Chema se fue directo a la aldea a ver qué podía ocurrir y volvió como el flautista de Hamelín: seguido de una hilera de casi 30 jóvenes, chicos y chicas, que estaban “haciendo tiempo” en la calle. Subidón de adrenalina y ¡empezamos! Nos sorprendió lo rápido que se mezclaron y lo participativos que fueron. Tuvimos representación de cada religión: hindúes, cristianos, santales y musulmanes. ¡Todo un éxito! La enhorabuena a Chema por su persistencia y por su SUEÑO. Esperamos que este haya sido el primero de muchos sábados juveniles.
Ese mismo día y a la misma hora (pero ellos sí puntuales) partían hacia Filipinas Prem más conocido como “cuarto y mitad de hermano” y el hermano Pepito. Prem inicia el noviciado en la casa de formación en Davao y Pepito aprovecha para acompañarle y hacer visita familiar.
Los días con ellos, aunque cortos, han sido intensos. Nos sentimos más que afortunadas de haber podido coincidir con ellos. Ya os estamos echando mucho de menos.
Y por último, que ya nos estamos extendiendo demasiado, contaros que ayer volvimos a participar en el torneo de fútbol del Día de la Independencia en Nuto. No nos trajimos el trofeo, pero ¡¡¡llegamos a semifinales!!! Casi, casi!! Una alegría ver a los chicos vistiendo su nueva equipación de los Maristas de Talit. Deciros que este regalo también lo habéis hecho posible vosotros con vuestras aportaciones económicas. Gracias de parte de los chicos y de la nuestra.
Daros las gracias de nuevo por seguirnos y leernos. Para acompañar estas palabras, hemos preparado un vídeo resumen de lo vivido en esta segunda semana.
Un abrazo,
Ana, María José y Rosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es