Eucaristía Quetzi con traducción simultánea

 

El Domingo pasado asistimos a una Eucaristía en Samac organizada por las hermanitas para las familias de la escuela y las comunidades a las que pertenecen.

Como los habitantes de estas comunidades, sobre todo las mujeres, solo  hablan Quetzi, la Eucaristía se celebró alternando los dos idiomas y, en ocasiones, con traducción simultánea.

Hubo procesión de la Virgen, rezos en Quetzi, música de marimba y cantos.

Al finalizar, se les ofreció a todos los asistentes una refracción a base de tamales que prepararon las mamás de la escuela con Carmela.

Su proceso de elaboración es muy costoso pero lo hicieron con muchísimo cariño. Yo quise participar haciendo una tortillita pero … NO FUÍ INCAPAZ DE ACABARLA ENTERA. ¡¡¡SE ME ROMPÍA !!!

Se hicieron 500 tamales en un tiempo récord.

Nosotras nos dedicamos a hacer un reportaje gráfico de su elaboración.

Sacar fotos a estas mujeres es complicado, no les gusta pero, poco a poco nos van aceptando.

Además, Sofía y yo nos vestimos con sus cortes para ganarnos su confianza y…¡¡LO CONSEGUiMOS!!

Les encantó vernos así vestidas y lo agradecieron con palabras agradables y sonrisas.

Los padres se encargaron de arreglar el local. Lo prepararon en un momento y lo dejaron precioso.

Las letras que presidían en el altar decían : AT QANA CARMEN CHOL AKOL ( Virgen del Carmen protégenos)

Es un gusto ver como las hermanas han conseguido formar unos equipos de trabajo tan buenos, tanto en madres como en padres.

Cada uno tiene sus coordinadores que organizan los turnos y se aseguran de que todos cumplen con sus obligaciones hacia la escuela.

El sábado la Hermana Uti tendrá una reunión con los padres coordinadores. No se si podremos asistir. Sería algo muy interesante.

Estas mujeres tienen doble mérito en todo lo que hacen precisamente por ser mujeres. Aquí la mujer no está nada valorada y conseguir que un grupo de hombres admitan a unas mujeres como “CAPITANES” resulta realmente complicado. Incluso con el cura de la colonia donde viven han tenido sus problemas. Pero ahí están, luchando contra viento y marea. Son unas valientes y merecen toda nuestra admiración.

Muchos besotes desde Cobán

 

Sofía y Silvia, voluntarias de SED en Guatemala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es