CTM Guatemala

1
Un retiro para reflexionar y compartir
2
Tanta limitación y tanta posibilidad
3
¡Ya estamos en casita!
4
Mariposas en el estómago
5
‘Espero en Dios que al otro año seré religiosa dominica’
6
¿Haciendo cosas pequeñas?
7
Gracias por ayudarme a terminar esta página de mi vida
8
De mecánico a médico
9
Las mujeres, sujetos de derecho
10
Compartiendo experiencias

Un retiro para reflexionar y compartir

Una semana y media en Chichicastenango, Guatemala y ya estamos completamente adaptadas al estilo de vida de este lugar: en pie a las 5am, tortillas y frijoles tres tiempos, túmulos, ganchos y mucho afecto y muestras de cariño por parte de pequeños y mayores.
El sábado 13 de julio fue un día especial dentro de nuestra vida en Chichicastenango. Tuvimos la suerte de poder colaborar con la Hermana Rosa en un día de retiro y convivencia con los alumnos de 2° Básica para ayudarles y apoyarles en su paso por la adolescencia.

Leer Más

Tanta limitación y tanta posibilidad

Hoy es el día del Carmen, día en el que celebran su fiesta las hermanas de la comunidad donde estamos alojados y realizando nuestro voluntariado. ¡Muchas felicidades!

“Tanta limitación y tanta posibilidad” es lo que me dijo el otro día la hermana Savina hablando del proyecto del que me he enamorado. No le falta razón.

Son tan solo cuatro hermanas que luchan en favor de la dignidad de hombres, mujeres y niños  indígenas de las comunidades cercanas a la aldea de Samac.

Leer Más

¡Ya estamos en casita!

Hace tan solo 4 días que aterrizamos en Cobán-Samac y ya nos encontramos como en casa.

Las hermanas, los niños, hombres y mujeres de Samac nos han recibido con los brazos abiertos, besos, canciones y un bonito morral bordado por ellas mismas.

La escuelita va creciendo casi sin darnos cuenta.

Ya tiene niños de infantil hasta 2º de primaria y están terminando de construir dos clases más.

Leer Más

Mariposas en el estómago

Jueves 4 de julio de 2019, 7.00h de la mañana.
El avión destino Guatemala no sale hasta las 12.40h pero los nervios no me dejan dormir más. Ya llevo un buen rato dando vueltas en la cama.
Es el tercer año que me embarco en esta aventura y las mariposas en el estómago revolotean como el primer año.
Soy Silvia, voluntaria de SED en Guatemala.
Hace tres años decidí hacerme este maravillosos regalo y me quedé enganchada.

Leer Más

‘Espero en Dios que al otro año seré religiosa dominica’

Gladis Tebelán Xirún es una joven maya de 18 años de edad que está a punto de graduarse como Perita en Electrónica en el Instituto Tecnológico del Kiché que dirigen los Hermanos Maristas en Chichicastenango.

En su familia son 7 hermanos y hermanas y sus padres, comerciantes de tejidos de artesanía que ellos mismos fabrican, no hubieran podido pagarle los estudios si no hubiera sido por la beca que la ONGD SED concedió a Gladis.

Pero lo que de verdad atrae a Gladis no es la electrónica, pese a que le guste mucho, lo que ella quiere para su futuro, su sueño, es ser religiosa Dominica de la Anunciata. Lleva varios años haciendo el acompañamiento por las hermanas y espera intensificarlo el año que viene para ingresar al otro año como religiosa dominica.

Leer Más

¿Haciendo cosas pequeñas?

” Mucha gente pequeña,

en lugares pequeños,

haciendo cosas pequeñas.

puede cambiar EL MUNDO”

Finaliza nuestra estancia  CTM 2018 en Samac y nos vamos con sentimientos encontrados.

Con la tristeza de dejar atrás unos días de compartir alegrías, dificultades, conocer gente buena que te acoge con un cariño infinito, recibir sin ser consciente de dar nada a cambio, sufrir con los más necesitados, compartir…en definitiva, VIVIR.

Pero con la alegría de saber que no es un adiós definitivo, es un hasta pronto porque, sin duda, seguiremos en contacto todo el año y allí volveremos el verano que viene, a nuestra casa en “Guatelinda”.

Leer Más

Gracias por ayudarme a terminar esta página de mi vida

UNA SONRISA FRENTE A LA DIFICULTAD

Si algo me ha llamado la atención de Carmen es su alegría al afrontar la vida. Su casi permanente sonrisa, incluso al hablar de la muerte de su padre de cáncer de estómago, con el que “se llevaba rebien” y que su atención médica seguro que en España hubiéramos denunciado por negligente.

Y esa risa fresca y sincera ha aflorado muchas veces a lo largo de la conversación pese a que sin duda su realidad vital es muy complicada. Sin duda la alegría es la forma de afrontar esta realidad con mucho realismo pero sin perder la sonrisa. Todo un ejemplo para nosotros que por dificultades mucho menores y a veces intranscendentes “perdemos los papeles” con enorme facilidad.

Leer Más

De mecánico a médico

Pedro Juan Tinigua Cutillo tiene 21 años. Son siete hermanos, 4 patojos y 3 patojas. Su padre es un pequeño agricultor que con lo que saca de cultivar su pequeña milpa a penas logra alimentar a la familia.

Por eso Pedro Juan tiene muy claro que para lograr su sueño de ser médico antes tenía que cursar otra carrera que le permitiese lograr un trabajo para poder ayudar en casa y pagarse sus estudios de médico.

Todo eso ha sido posible gracias a la beca de la ONGD SED que le ha permitido graduarse como perito mecánico e ir dando pasos a lograr su sueño de ser médico.

Leer Más

Las mujeres, sujetos de derecho

Aquí, en Samac y la Colonia Nueva Esperanza de Cobán, no solo se trabaja con los niños y las niñas.

Una de las tareas más importantes que desarrollan las hermanas es la de intentar empoderar a estas mujeres tan maltratadas por la sociedad que las rodea e, incluso, por sus propias familias.

Son consideradas ciudadanas de tercera división y, alguna de ellas, no llega ni a eso.

Casadas a edad temprana por acuerdos familiares, abandonadas por sus maridos con un montón de hijos, maltratadas, violadas…viven en el silencio su calvario y un simple gesto de cariño, una sonrisa, les hace sentirse tan importantes que se te parte el corazón al pensar que la felicidad de algunas personas se consigue con algo tan sencillo.

Por eso, el trabajo que se está realizando con ellas por medio de charlas y sesiones de alfabetización son tan importantes.

Leer Más

Compartiendo experiencias

Durante este año tenemos la suerte de compartir nuestros días de voluntariado con dos muchachos dominicanos, Joel y Francisco, laicos Carmelitas, que llevan a cabo en Dominicana un programa comunitario llamado Ayúdale a vivir Yamasá.

En una tarde de reunión nos contaron su experiencia y nos parece tan enriquecedora que nos gustaría que la conocierais.

Estos jóvenes, preocupados por la realidad de pobreza existente en su comunidad y apoyados por la comunidad de las Hermanas Carmelitas de la Enseñanza Misioneras con las que estamos en Cobán, captan familias con niños y niñas en estado de desnutrición y les proporcionan consulta médica mensual, orientación, medicamentos y alimentación necesaria para su recuperación.

Leer Más

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es