“La beca de SED fue la respuesta de DIOS a mis súplicas”

Es un regalo de Dios poder compartir con los becados y becadas de SED y escuchar cómo valoran ellos la ayuda en estos años tan difíciles de pandemia que han atravesado.

Cuando le he preguntado a Hílary cómo valoraba la beca de SED, aseguraba:

“Ha sido una BENDICIÓN para la familia. Mi madre es profesora de un colegio público y al cerrarse durante la pandemia, la despidieron. Mi padre se puso a trabajar en una empresa y también le despidieron por cierre. Aceptaba cualquier tipo de trabajo con sueldos muy bajos. Para colmo mi padre enfermó de COVID y yo estaba muy asustada. Me sentía un poco acorralada, desanimada, pero todo tenía un por qué, y yo había puesto mi confianza en Dios en estos momentos tan difíciles. Entonces los Hermanos Maristas me comunicaron que me habían concedido la beca. Era la repuesta de Dios a mis oraciones”.

“Mi futuro pasa por emprender. La contabilidad me llama mucho la atención y yo quiero tener mi propia empresa en el campo de la ropa, en especial de mujer”.

 

No hay duda de que con tanta fuerza personal y con la ayuda de sus padres y de Dios, en quien tanto confía, saldrá adelante con sus sueños y su empresa. ¡Así lo deseamos!

 

Antonio Tejedor | Voluntario de SED en Guatemala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es