Bangladeshi food

Otra peculiaridad que define a Bangladesh es la gastronomía del país.

Aquí el alimento base es el arroz y los guisantes, aunque también se comen a menudo las patatas con verduras y el pescado frito, así como el pollo. Todo ello siempre condimentado con especias y regado con salsas cuyo grado de picante varía de fuerte a muy fuerte.

Es por ello que la comida aquí se define como picante y a nadie deja indiferente. Tras varias semanas en el país, ya nos vamos acostumbrando a ella e incluso nos gusta (¡qué va a ser de nosotros cuando regresemos a casa, donde la comida no lleva picante ni tantas especias!).

Otra característica del país es que se come la comida mezclada en un único plato y los locales y los locales comen siempre con la mano derecha, nunca con la izquierda, ya que esta última se emplea en las labores de limpieza cuando se va al baño.

A la hora de comer, no emplean utensilios como el tenedor ni la cuchara ya que realizan pequeñas pelotas de comida con la mano derecha y se la introducen en la boca. Cuando uno lo ve, parece sencillo pero no lo es tanto cuando uno lo intenta hacer, dándonos cuenta de la habilidad que tienen los nativos para realizarlo con agilidad y funcionalidad.

Cuando se viene a un país como Bangladesh, la comida es un elemento importante a tener en cuenta; por ello, es conveniente informarse al respecto de forma que la sorpresa sea menor a la hora de degustar los platos típicos del país.

Uno de los postres típicos del país es el ‘Mishi doi’, que es un yogur dulce de Bangladesh; su textura es esponjosa y su sabor dulce lo hacen muy agradable al paladar.

También son famosas las ‘Patishapta’, que son unas crêpes rellenas de coco muy ricas, aunque también pueden estar rellenas de otros ingredientes.

A diario se suele tomar Dhal, que es una sopa de lentejas, que sirve para hacer que el arroz sea más caldoso.

Como postre o entre horas, se suele tomar fruta, como el Kathal, al que ya dedicamos un capítulo aquí. Se trata de la fruta típica del país.

Por último, comentar que como la comida es variada, muy especiada y picante, se suele terminar con un postre dulce para dejar un buen sabor de boca y no el sabor picante del resto de la comida.

 Voluntari@s (Alberto, Esti, Javier y Sandra) CTM Bangladesh ONGD SED Ibérica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es