Archivo2 agosto, 2022

1
Aprendiendo a emprender
2
“La beca me ha ayudado a crecer como persona”

Aprendiendo a emprender

Por fin pudimos llegar hasta nuestra querida Guatemala. Tras casi tres años de pandemia y COVID, volvemos a nuestra segunda casa aquí en Chichicastenango, donde las cosas al igual que en el resto del mundo se han ralentizado por culpa del coronavirus y todo lo que han supuesto las medidas de protección y cuidado de la salud para grandes y pequeños.

Ahora en el ITECK es época de exámenes y para algunos, los de 6º el final de curso y de ciclo, aunque la graduación será en octubre. Los alumnos y alumnas andan atareados con la preparación de los exámenes y se les ve con ganas de empezar la semana de evaluación.

El director del ITEC, el profesor Osman, nos propuso a los voluntarios de este año ofrecer a los chicos de último curso que ya se gradúan y terminan su paso por el Instituto, una charla sobre “Emprendimiento y futuro académico” en un momento de cambio de ciclo para ellos.

Tres de los voluntarios: Luis Ramos, Inmaculada Maillo y yo misma preparamos con mucha ilusión y en plan testimonio personal, algunas ideas y argumentos de lo que nos ha ayudado a nosotros a estar donde estamos, tanto profesionalmente como personalmente.

Intentamos trasmitirles, cómo las dificultades del camino se resuelven y diluyen contando con las fortalezas y dones que poseemos en nuestro interior y que a veces pasamos por alto. Con el acompañamiento de profesores y compañeros y con el esfuerzo y la perseverancia en un objetivo concreto y real.

Muchas de sus barreras son económicas y la mayoría, al igual que ocurre entre otros muchos jóvenes, son el miedo a la incertidumbre laboral y al futuro incierto tras la pandemia. Utilizamos las nuevas tecnologías para interactuar con ellos a la hora de analizar las cualidades, los miedos y las fortalezas que los jóvenes temen y ver cómo superar las barreras y dificultades.

Tras la charla algunos de ellos se interesaron por las oportunidades de becas de estudio en universidades para poder seguir formándose y superando obstáculos para alcanzar sus sueños.

 

Alicia Tejedor Bachiller | Voluntaria de SED

“La beca me ha ayudado a crecer como persona”

Alicia Manuela Chicoi Tiriquiz es una de las personas que disfrutan de una de las becas de excelencia de la ONGD SED, y gracias a la beca está estudiando en la Universidad Rafael Landivar el grado de Psicología.

En la actualidad tiene 25 años y vive en uno de los barrios de Chichicastenango, el cantón de Chulumal. Fue alumna del ITECK y fue seleccionada como una de las candidatas a la beca de excelencia para continuar en la URL.

“Mis padres son agricultores, no tiene estudios por los estereotipos de su época. Somos cuatro hermanos, por lo que yo no podía seguir estudiando por falta de recursos. Pero tuve la suerte de que el H. Miguel Ángel me facilitó la beca de SED y ya estoy a punto de acabar mis estudios de Psicología.

Al terminar en el ITECK he seguido colaborando con los grupos de formación de jóvenes del centro, los grupos REMAR, así como echando una mano a los Hermanos cuando hace falta.

Agradezco mucho a las personas de SED que me han ayudado sin conocerme y ser de otro continente. Me han ayudado mucho a crecer como persona y a vencer estereotipos que hay en mi familia por ser mujer. Yo estoy intentando ayudarles a superarlos, para que mis hermanos más pequeños puedan elegir lo que ellos quieran para sus vidas.

Animo a las personas de SED que han financiado mi beca a que sigan ayudando a otras personas, y desde aquí les mando un abrazo muy fuerte

¡MUCHAS GRACIAS!”

No dejéis de escuchar su testimonio:

 

Antonio Tejedor Mingo | Voluntario de SED

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es