Archivojulio 2017

1
CTM Korhogó 2017
2
Plantaciones de Té
3
Aventuras en Santa Apolonia
4
Día del Carmen en Futuro Vivo- Guatemala
5
Aterrizaje voluntari@s SED Ibérica CTM Bangladesh 2017
6
Nuestro día a día con los patojit@s
7
Desde el corazón de Palmar
8
Master Chef Guatemala
9
Volver (2ª PARTE)
10
Comenzamos con ilusión nuestra segunda semana en Santa Apolonia

CTM Korhogó 2017

Tormenta tropical, carreteras sin asfaltar, mujeres trabajando, niños jugando y sonrisas, muchas sonrisas fue lo que nos encontramos al llegar a África. Tras dos días de viaje y con muchas ganas acumuladas, empezamos nuestra misión. Primero realizamos talleres de formación a los monitores, la mayoría jóvenes alumnos del Champagnat.

El lunes, comenzó la colonia; empezaron a llegar niños de entre 6 y 14 años y si nosotros teníamos ganas, ellos tenían aún más! Abrazos, cariño y muchas más sonrisas vinieron con ellos. Todas las mañanas empezábamos con bailes y una animación todos juntos: niños, monitores, voluntarios… y tras la oración empezaban las actividades. Talleres de danza, deporte, manualidades, cine y periódico a los que los niños, divididos por grupos, acudían de manera rotativa. Al finalizar la mañana, entonando sus cánticos y gritos de guerra, se dirigían por grupos a la cantina, donde no existía un “no me gusta” o un “no quiero más”; además el día de suerte tocaba el delicioso attieké, un plato típico del que se sienten —y con razón— muy orgullosos.

Las tardes las destinamos a los monitores, impartiendo para ellos cursos de informática y primeros auxilios, en los que nos demostraron una vez más todo el interés que tienen por mejorar. A su vez, trabajamos en el mantenimiento de las aulas del cole, limpiando, lijando y pintando mesas.
La colonia acabó con una gran gymkhana, alguna que otra lagrimilla y mucho mucho cariño.
A su vez, dos de nuestros compañeros estuvieron en el centro sanitario de Koni donde convivieron con las Hermanitas de la Anunciación, quienes desarrollan en este lugar su labor de servicio . Fue una experiencia en la que, además de vivir desde dentro la sanidad africana, conocieron un poco mejor la cultura, las riquezas y algunas de las necesidades del poblado.

Por último, realizamos una “minicolonia” en el poblado de Klokakaha. Allí nos encontramos con una realidad más humilde aún, con niños cargados de alegria, cariño y ganas de jugar, aunque la timidez apareciera en los primeros momentos. Nuestra ilusión, así como la de los monitores locales hicieron posibles juegos, manualidades, talleres de formación en salud, bailes, canciones…, que hicieron disfrutar desde los más pequeños a los mayores de otra preciosa experiencia.

Ahora, con el cansancio de estas semanas en el cuerpo, pero repletos de vida compartida, exprimimos nuestros últimos momentos en Korhogó; ratos de despedidas, de recordar anécdotas y de disfrutar, juntos como familia, de cada instante que nos queda.

Voluntari@s SED en Korhogó, Costa de Marfil 

Plantaciones de Té

Desde que que llegamos a Giasnogor, estábamos impacientes por visitar las plantaciones de té y su fábrica para conocer el lugar de dónde los HH. Maristas que aquí construyeron la escuela y así poder conocer de primera mano la realidad del alumnado que estudia en la escuela.

Ha sido duro verlo con nuestros propios ojos, pero a la vez necesario para poder situarnos en su realidad, hacerla más nuestra y poder conocer en primera persona cómo y dónde viven estos/as niños/as a los/as que los HH. Maristas intentan dar un poco de esa dignidad que toda persona necesita para poder vivir.

Los padres del alumnado que estudia en la escuela son personas que viven en las plantaciones de té y cuyas mujeres dedican un mínimo de 8 h. a recolectar las hojas e té, pero no de cualquier manera: siempre cogen dos hojas y un brote, de otra manera no se lo dan como válido; y así hasta 23 kilos a diario para recibir un sueldo que a nosotros nos parecería irrisorio en nuestra sociedad, pero que aquí es la paga a su duro trabajo.

También hemos podido ver las “casas” en las que viven, toda una cura de humildad para nosotros. Eso sí, te reciben con mucho cariño y te acogen en su casa como al mejor de los invitados, qué agradecidos nos sentimos por ello.

Del mismo modo, hemos tenido la suerte de poder entrar en una escuela de Educación Primaria donde los/as niños/as se hacinan en bancos y pupitres en condiciones ambientales, espaciales e higiénicas lamentables.

Aquí van unas fotos de la fábrica de té, de las gentes que viven en sus alrededores y de la escuela que hay cerca de ella, que no es la que los HH. Maristas regentan, sino la que está dentro de las plantaciones de té.

Voluntari@s (Alberto, Esti, Javier y Sandra) CTM ONGD SED en Bangladesh

 

Aventuras en Santa Apolonia

Hola de nuevo desde Santa Apolonia!!! Os seguimos contando algunos de nuestras aventuras. El pasado jueves acompañamos junto a los voluntarios de Estados Unidos a los chicos al colegio. Al volver al hogar, los patojos que no habían acudido a clase por la mañana se dedicaron a recoger piedras que nos servirían para nuestro taller de pinta piedras y tres en raya. Hemos disfrutado de un bonito paseo con ellos mientras realizaban dicha tarea ya que al final de nuestro trayecto nos esperaba una preciosa cascada.

Las tareas al volver se han centrado en ejercer de traductores entre las hermanas, los trabajadores del hogar y los nuevos voluntarios. Mientras tanto Josu se encargaba de pintar las alcantarillas del hogar.

Después de comer tenemos la suerte de compartir tiempo también con los más peques del hogar. Cada momento con estos pequeños es muy especial, no dejando de sonreirte y abrazarte mientras juegan con nosotros antes de volver a la guardería del hogar.

Por la tarde hizo mal tiempo y las chicas de la mañana no tenían clase por lo que repasamos las tablas de multiplicar mediante canciones e hicimos refuerzo y tareas con otros alumnos. Los niños que estaban libres realizaron un taller pintando con las niñas americanas y disfrutando de juegos con tizas en el patio. Mientras tanto, las chicas mayores realizaron un taller de costura y nosotros ayudamos con la traducción.

El viernes fue un día de lo más lluvioso. Día de sofá, peli, manta y pintar. ¡Lo habéis adivinado! Comenzamos el día ejerciendo de traductores acompañando a los voluntarios estadounidenses a arreglar la casa de los cochinos.

Realizadas estas labores, hemos vuelto al hogar para ayudar a los chicos con sus tareas. Las chicas mayores del centro acudieron de nuevo al taller de costura. Muchos otros de los niños del hogar estaban inmersos en la elaboración de una carta cuyo destinatario era Miguel Ángel Asturias, escritor guatemalteco que recibió el premio Nobel de literatura. Hemos pasado buena parte de la semana realizando dicha actividad, ya que para algunos ha resultado demasiado tediosa al casi no saber leer ni escribir. Otros han recibido nuestra ayuda con sus tareas de matemáticas.

Nos llama la atención el excesivo número de tareas que los alumnos tienen que hacer en casa comparado con el escaso número de días que acuden a la escuela. Hoy por ejemplo, la mayoría de los niños se han quedado en el centro, ya que los maestros tenían reunión…parece ser que esta situación es bastante habitual aquí, en esta semana ya ha ocurrido en varias ocasiones.

Por la tarde decidimos quedarnos en el centro cantando con el karaoke que pedimos prestado a nuestro colegio San José (H.H. Maristas) de Logroño. Los chicos han disfrutado mucho entonando canciones actuales e infantiles. Como ya había llovido demasiado, hemos cambiado de registro. Esta vez, ha sido el turno de Miliki y sus canciones de las tablas de multiplicar que tanta falta les hacen para repasar estos contenidos tan básicos. Mientras, Josué ha continuado con las labores de mantenimiento del hogar.

Por último y para finalizar el lluvioso día, hemos visto la película de Monstruos S.A. Mientras los niños se relajaban con el filme, hemos aprovechado para pintar un muro del hogar con una bonita imagen de San Francisco de Asís.

 

Voluntarios del hogar Nuestra Señora de Guadalupe en Santa Apolonia

Josué, María, Jaime y Carolina

Día del Carmen en Futuro Vivo- Guatemala

Este fin de semana salimos rumbo a Guatemala para celebrar el día del Carmen, patrona de nuestras anfitrionas, las hermanas Carmelitas de la Educación.

Celebran una gran fiesta con los habitantes, padres y niños de la zona donde está el colegio. El colegio está situado en la zona de Las Lomas, Guatemala. Comenzaron su proyecto hace 19 años y ya tienen en funcionamiento todo Infantil y Primaria.

No solo trabajan con los niños, también lo hacen con las familias para, entre todos, como dicen ellos, DAR VIDA. Una vida nueva a estos niños que corren el peligro de caer en manos de las maras o de la droga.

La educación es la única posibilidad que tienen de poder acceder a una vida mejor. Todos, Hermanas, profesores, padres, madres y niños forman una gran familia que luchan para salir de donde están.

No está siendo fácil. La educación que reciben es totalmente gratuita desde uniforme, libros, material escolar… Absolutamente TODO. Viven de la providencia, donaciones y venta de Chocolate y leche de soja que ellos fabrican en una pequeña cooperativa que han creado.

Celebran una gran fiesta con procesión, alfombras de flores, Eucaristía y una pequeña refracción y baile. El ambiente que se respira es familiar. Se palpa el cariño de TODOS POR TODOS. Tiene que ser una satisfacción enorme ver el fruto de tanto trabajo y malos momentos.

Sigue siendo difícil, pero con la energía y alegría que desbordan Savina, Cathy, Alta Gracia, Uti y el padre Jaime… TODO ES POSIBLE.

Nos vamos cargadas de su ánimo y sus ganas de CAMBIAR EL MUNDO.

GRACIAS POR DEJARNOS VIVIR ESTA EXPERIENCIA CON VOSOTRAS

NO PODRÍAMOS ESTAR EN UN SITIO MEJOR.

Aterrizaje voluntari@s SED Ibérica CTM Bangladesh 2017

Con toda la ilusión del mundo, allá por el mes de enero, los profesores de distintos Colegios Maristas de la Provincia Ibérica nos apuntamos como voluntarios de la ONGD SED para realizar la formación de cara a participar en los CTM.

Durante las formaciones donde nos impartieron cursos para entender en qué consiste el voluntariado, fuimos impregnándonos con ese espíritu y carisma Marista tan especial y característico de esta Institución, a la par que fuimos asignados a distintos países y sus respectivos CTMs.

En nuestro caso, nos comentaron la posibilidad de vivir la realidad de una escuela Primaria en el noreste de Bangladesh a la que acuden los hijos de trabajadores de las plantaciones de té de las tierras cercanas.
Una vez aterrizados en Bangladesh, recibimos una significativa bienvenida por parte de los HH. Maristas (Eugenio Sanz y Martí Enrich), del novicio(Rubel), así como del profesorado y personal de la escuela, Janet, Shahina, Ruma, Sumon y Cotrín.

Posteriormente, estos primeros días los estamos dedicando a conocer la realidad del país a través de clases que estamos recibiendo por parte de los HH. Maristas sobre la cultura local, la historia del país, la economía y las fuentes de ingresos, la lengua y distintos aspectos que complementan nuestra formación y conocimiento de la realidad del país y sus gentes.

En nuestro primer día en la escuela, nos presentaron al alumnado y al profesorado y recibimos una estupenda bienvenida, incluyendo flores y canciones para los recién llegados, a quienes nos consideran como sus invitados especiales durante el tiempo que estemos con ellos.

Además, nos hemos reunido con los HH. Maristas para planificar un horario en el que se incluye nuestra formación, así como nuestra integración de menos a más en las distintas dinámicas de la escuela y de la vida del lugar en el que vamos a vivir durante estas 5 semanas hasta nuestro regreso a España allá por mediados de agosto.

Este horario consiste en actividades académicas en la escuela (incluyendo apoyo escolar en las áreas de inglés y matemáticas, así como formación en TICs), visitas a las familias del alumnado de la escuela, colaboración en las tareas domésticas a realizar en la finca, actividades lúdicas y deportivas, manualidades y juegos con el alumnado…

Tras nuestra primera toma de contacto en el país, la escuela y sus gentes, nos sentimos un tanto más integrados ya que somos un poco más capaces de comprender su realidad y costumbres, de forma que podemos aportar nuestras características y cualidades personales para compartirlas con el alumnado y sus familias.

A modo de reseña, con toda la ilusión del mundo, allá por el mes de enero, los profesores de distintos Colegios Maristas de la Provincia Ibérica nos apuntamos como voluntarios de la ONGD SED para realizar la formación de cara a participar en los CTM. Nos gustaría destacar algunos aspectos positivos que hemos podido apreciar durante nuestros primeros días aquí: la cercanía y amabilidad de las personas que vamos conociendo a diario hacia nosotros (siempre nos reciben con una sonrisa en la boca), el respeto del alumnado y profesorado hacia nosotros también, y la preocupación por su parte de nuestro bienestar.

También hemos podido constatar la pobreza del lugar y sus gentes, así como las distintas culturas y religiones que aquí se integran en la vida escolar marista (hay alumnado de creencias religiosas muy diversas: cristianos, hindúes, musulmanes, budistas…). Por otro lado, reseñar el cariño y cuidado que apreciamos en los HH. Maristas hacia el alumnado, así como su pasión en las actividades realizadas; son todo un ejemplo para nosotros.

Gracias a que poco a poco nos vamos empapando de su cultura, creencias religiosas, historia, lenguaje… podemos comprender mejor su manera de actuar, de pensar y de sentir, de forma que nos podemos situar mejor en su realidad.

Finalmente, comentar que este es el inicio de nuestra aventura e inmersión en la cultura local del país, en la realidad del alumnado de la escuela y sus familias, de forma que podamos aportar nuestro grano de arena en este lugar tan especial que nos tiene enganchados y encantados desde que pusimos pie en tierra.

 

Leer Más

Nuestro día a día con los patojit@s

La escuelita

El lunes comenzamos una nueva aventura. Caminamos hacia la escuela  Los Regadíos con mucha ilusión y nervios por conocer a los patojos de primaria, con los que todas las mañanas íbamos a trabajar.

¿Cuál fue nuestra sorpresa? Nos acogieron con una fiesta de bienvenida. Todos los niños estaban felices y contentos por nuestra llegada. Los besos, sonrisas y abrazos no dejaron de estar presente en ningún momento.Los maestros compartieron una gran tarta agradeciendo el tiempo que vamos a dedicarles.

 

 

En esta escuela no solo se aprenden conceptos sino que se les prepara para la vida.

Cada día, nos damos cuenta que los niños son felices con lo que tienen y quieren aprender aún no teniendo luz ni libros para ello.

(más…)

Desde el corazón de Palmar

Tierra Caliente es la región sur del municipio de Uspantán, poblada mayoritariamente por ladinos, cuyo idioma materno es el español. La población más importante es Palmar, con unos 1.000 habitantes; para el trabajo pastoral se están potenciando pequeñas comunidades como Buenavista y Los Reyes. Las celebraciones de la Palabra se completan con materiales preparados a partir de Aparecida, con un método participativo. La competencia de las diferentes comunidades evangélicas es fuerte.

La aldea cuenta con una Escuela de Párvulos y un maestro para cada uno de los 6 cursos de Primaria. Desde hace unos años funciona la secundaria con un Instituto con los 3 cursos del Básico; son unos 70 alumnos y 3 profesores. Como curiosidad, en 1º son 7 chicos y 19 chicas, algo impensable hace unos pocos años. Casi todos los profesores nos conocen y están contentos de que pasemos por las aulas.

Una actividad muy demandada es la visita a enfermos y viejitos. Los caminos que comunican las casas le mantienen a uno sin querer en perfecto estado de forma. También hemos trabajado en el acompañamiento de un grupo de mujeres del Centro de Capacitación que apoyó SED. Nos reunimos con las diferentes instituciones de la zona para dar mayor uso a las instalaciones y compartir ideas; la reunión fue muy provechosa.

La comunidad de Xolalbarda, en plena montaña, hizo un alto en sus tareas, y a eso de las 9:00 de la mañana, estaban reunidas en la capilla unas 50 personas. Eso mismo es más complicado en comunidades mayores.

Esta semana han coincidido diferentes celebraciones. Patrocinado por el Instituto Básico ha habido carreras de caballos, música y baile. En la aldea Ojo de Agua el sábado por la tarde toda la región ha celebrado con gran entusiasmo la reciente ordenación del primer sacerdote de la zona. Abel es fraile Mercedario y actualmente está trabajando en El Salvador; hizo el noviciado en España.

Los becados han tenido reunión mensual. Aprovechando la presencia de los voluntarios reflexionan sobre la importancia de mejorar su gusto por la lectura. Representan algunos bailes típicos y comparten juntos la ilusión por progresar en el estudio a pesar de las apreturas económicas de sus familias. También se hace repaso de los compromisos adquiridos en sus comunidades.

Una semana plena, con lluvias intermitentes y calor en las horas centrales del día, que alegra a todos, pues la milpa está creciendo día a día. La próxima semana esperan nuevas oportunidades de compartir y enriquecerse.

Master Chef Guatemala

El miércoles nos guardaban bastantes sorpresas. Nos levantamos con una preciosa imagen, el volcán de Fuego estaba en erupción y se veía desde nuestra zona (que nadie se preocupe, pues estamos muy alejados y nunca ha llegado hasta Santa Apolonia). Un día y medio después, la actividad del volcán había cesado.

El lunes habíamos recibido una invitación para acudir a una fiesta de comida tradicional guatemalteca por parte de Eumelia, una de las niñas del hogar, que estudia el último año de carrera (2° de Bachiller) en el instituto 6 de febrero en Tecpán.

Como no podíamos ir con las manos vacías a tal evento, el miércoles por la mañana nos pusimos manos a la obra con unas tortillas de patata. Mientras dorábamos las patatas aprovechábamos para ayudar a las hermanas y a las tías, responsables también de los chicos en el hogar, con las tortillas típicas guatemaltecas que estaban cocinando . Las gallinas que los chicos del hogar tienen en el huerto fueron las encargadas de proveernos de huevos. Las hermanas tuvieron la gentileza de surtirnos de patatas y cebolla.

Mientras unos se encargaban de las tortillas, otros ayudaban a los chicos con sus tareas de matemáticas y Josué trabajaba en la caseta de los coches (cochinos) o pintaba las alcantarillas del patio del hogar.

Después de tomar el almuerzo Don Jaime tuvo la amabilidad de ofrecerse a llevarnos al instituto de Eumelia. Toby, una enfermera estadounidense que suele pasar aquí sus vacaciones, estuvo encantada de acompañarnos.

Leer Más

Volver (2ª PARTE)

En mi última entrada en este blog os contaba lo que había significado para mí VOLVER a mi casa en España. En esta ocasión, os cuento cómo ha sido VOLVER a mi casa en Chibuluma. Es un placer y otro sueño más hecho realidad escribiros desde Zambia de nuevo.

Es la primera vez que repito un país como voluntaria, así que las emociones han sido nuevas en muchos sentidos. Ha sido genial volver a abrazar a todas esas personas con las que compartí esos 9 meses que tanto me han marcado. La sensación de sentirme en casa desde el primer momento, la ansiedad por visitar el Skills, Twayuka, encontrarme con la gente y ver cómo está todo, charlar y volvernos a abrazar cómo si fuera difícil de creer que aquí estoy realmente.

En esta experiencia de 3 meses mi residencia es St. Pauls, en Kabwe, en la provincia Central de Zambia. Aquí los Maristas tienen un colegio de Secundaria internado y una escuela de primaria. Así que mis días trascurren en la Primaria, entre clases de dibujo, arte y ordenadores. Junto a los babrothers, trabajan las basisters, las Siervas de María Inmaculada, dirigiendo una escuela infantil y una clínica. Para conocer bien la zona, también he comenzado a trabajar con ellas, así que un día a la semana mis tareas se centran con los más pequeños de la comunidad y otro, en la clínica. Todavía tengo que asimilar varias diferencias de un lugar a otro para contaros, pero por ahora estoy feliz y muy contenta con mi granito de arena en este lugar en medio del bosque.

Hoy me gustaría hablaros del Proyecto de Twayuka. Quiero compartir con vosotros una vez más la alegría y las buenas cosas que este proyecto ha traído a esta pequeña comunidad rural de Chibote. Es genial volver, pero aún más, volver y ver el proyecto acabado. Una de las primeras emociones y mayores alegrías fue cuando iba andando con Mr. Kaluba (encargado del proyecto en el Skills Centre) y vi el letrero del colegio con su nombre bien grande desde el camino (os recuerdo que antes no había nombre escrito por ningún lado). ¡Qué bonito queda! No puedo expresar con palabras lo bonito que está todo el colegio. Ahora sí se va pareciendo a un colegio de verdad, con sus ventanas, su color azul recién pintado, su letrero, las puertas de seguridad en las clases … Todo esto por fuera… pero cuando entras la alegría aumenta: 70 nuevos pupitres llenan las aulas y 5 hermosas sillas y mesas para el profesorado. Y una de las mejoras cosas, en las clases los chavales no llevan abrigos, no tiritan, los papeles no se vuelan, da gusto dar una clase ahora…¡con ventanas!. Mrs. Mulenga, la directora, nos comentaba que todas estas pequeñas cosas mejorarán la motivación tanto de alumnado y profesorado y, por tanto, se mejorará la calidad educativa del centro, objetivo principal del proyecto.

¡GRACIAS una vez más a todas y todos los que lo hicisteis posible de parte de toda la comunidad educativa! Sigamos soñando a lo grande, juntos podemos cambiar el mundo (que no se os olvide).

 

Lucila Bergareche, voluntaria de larga duración de SED en Zambia

Comenzamos con ilusión nuestra segunda semana en Santa Apolonia

Hola de nuevo desde Santa Apolonia. Continuamos donde nos quedamos en esta gran aventura…

Este lunes casi todos los niños se quedaron en el hogar sin ir a la escuela y sólo algunos de ellos acudieron para preparar un jardín con su maestra. El resto estuvieron con nosotros realizando varias actividades. En primer lugar hicimos un taller de manualidades de un gusano gracias a las medias que muchos de nuestros alumnos del colegio San José (HH. Maristas) de Logroño nos aportaron.Tanto los chicos como nosotros queremos agradecer la buena disposición de las familias que desde Logroño nos han ayudado a que todo esto sea posible. Además otro grupo de niños colorearon mandalas, una actividad que les encantó y con la que se concentraron mucho.

Además de las manualidades, como estábamos divididos en dos grupos, realizamos tareas de refuerzo con los niños del hogar, ayudándoles si tenían dudas o estudiando con ellos.

Mientras tanto, Josué está realizando labores de mantenimiento como arreglar armarios, pizarras, pintar puertas y construir maceteros de alambre para que los niños los lleven para el jardín de la escuela.

Por la tarde después de comer, realizamos una actividad de baile, donde nos divertimos con zumba, salsa, reguetón… contagiados de la alegría de los chicos. Después de hacer un breve descanso continuamos con varios juegos en el patio, como la cadeneta, el esconderite inglés, balón quemado… Y para terminar, realizamos un breve pero interesantísimo taller de relajación con el que volvimos a la calma. Tuvo tanto éxito, que incluso varios de ellos se durmieron o no querían levantarse para ir al descanso de antes de la cena.

Leer Más

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es