Si no fuera por la beca de SED no estaría aquí

Hoy he tenido la suerte de compartir impresiones y sentimientos con una de  las alumnas del ITECK de Chichicastenango que desde hace tres años es beneficiaria de una de las  becas que la ONGD SED destina a este centro de formación profesional indígena.

Es la séptima de once hermanos. Los seis varones están estudiando. Sin embargo su padre no quería que ella estudiara pero ella sí quería y mucho. Decidió marcharse de casa y asumir las consecuencias. Su padre no la apoya y la comunicación con la familia es casi nula.

Por eso tiene que trabajar los fines de semana y algunos días después de clase para costearse la alimentación, la habitación en la que vive y los estudios porque todo corre por cuenta suya. Y eso sólo es posible gracias a la beca que le ha concedido la ONGD SED.

A pesar de todo, aún tiene tiempo para estudiar y sacar adelante sus estudios y está a punto de graduarse el próximo septiembre en el ITECK y obtener su título de Perita en Administración de Empresas.

Todo un ejemplo de esfuerzo y de superación y de lucha por la igual de las mujeres indígenas ante el derecho a la educación.

Merece la pena escucharla:

Antonio Tejedor, Voluntario de SED en Gautemala

 

Un Comentario

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es