¡Bienvenidos a www.tugranodearena.org!

Este espacio de la web de SED nace con la vocación de ser un PUNTO de ENCUENTRO y de PARTICIPACIÓN de todas las personas que colaboran y simpatizan con SED desde el voluntariado, la colaboración económica, el trabajo en los colegios, como socios o simplemente como amigos y seguidores del trabajo solidario que SED realiza en España o en los países de SUR.

banner 468x66_grano

1
Gracias por ayudarme a terminar esta página de mi vida
2
Nuestra experiencia en el CTM de Korhogó, Costa de Marfil
3
De mecánico a médico
4
Vivimos intensamente cada día
5
Las mujeres, sujetos de derecho
6
La beca de SED: el gran regalo que me han brindado
7
Primeros días en Bolivia
8
Reflexiones desde Comarapa, Bolivia
9
“¡Sigan adelante con lo que hacen, porque lo están haciendo muy bien!”
10
¡Vivan las tortillas (de patatas)!

Gracias por ayudarme a terminar esta página de mi vida

UNA SONRISA FRENTE A LA DIFICULTAD

Si algo me ha llamado la atención de Carmen es su alegría al afrontar la vida. Su casi permanente sonrisa, incluso al hablar de la muerte de su padre de cáncer de estómago, con el que “se llevaba rebien” y que su atención médica seguro que en España hubiéramos denunciado por negligente.

Y esa risa fresca y sincera ha aflorado muchas veces a lo largo de la conversación pese a que sin duda su realidad vital es muy complicada. Sin duda la alegría es la forma de afrontar esta realidad con mucho realismo pero sin perder la sonrisa. Todo un ejemplo para nosotros que por dificultades mucho menores y a veces intranscendentes “perdemos los papeles” con enorme facilidad.

Leer Más

Nuestra experiencia en el CTM de Korhogó, Costa de Marfil

Afrontamos un segundo año en Costa con un sentimiento diferente, aunque intenso. El primer año llegamos mirando África con los ojos bien abiertos para empaparnos de todo, de unos paisajes, cultura y gentes desconocidos para nosotros…

Este año la mirada era diferente, estaba ávida de descubrir cosas nuevas pero sobre todo de volver a ver todo lo que ya es una parte importante en nuestras vidas; nuestra familia africana.

El trabajo en la colonia del colegio Champagnat, en Korhogó, ha superado nuestras expectativas. Este año el hilo conductor de la colonia han sido los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en cuya creación colaboró SED; ya que pensábamos que es muy importante hacer llegar a los niños el mensaje de que juntos podemos lograr un mundo mejor para nosotros y para las futuras generaciones.

Cada día, tal y como hacíamos el año pasado, comenzábamos con una motivación en la que los más de doscientos niños y los monitores bailábamos y cantábamos, nos saludábamos con abrazos y miles de choques de manos; y tras la oración, presentábamos mediante un teatrillo el objetivo que íbamos a tratar, seguido de un debate en el que los niños lo interpretaban y deducían el tema del día.

Leer Más

De mecánico a médico

Pedro Juan Tinigua Cutillo tiene 21 años. Son siete hermanos, 4 patojos y 3 patojas. Su padre es un pequeño agricultor que con lo que saca de cultivar su pequeña milpa a penas logra alimentar a la familia.

Por eso Pedro Juan tiene muy claro que para lograr su sueño de ser médico antes tenía que cursar otra carrera que le permitiese lograr un trabajo para poder ayudar en casa y pagarse sus estudios de médico.

Todo eso ha sido posible gracias a la beca de la ONGD SED que le ha permitido graduarse como perito mecánico e ir dando pasos a lograr su sueño de ser médico.

Leer Más

Vivimos intensamente cada día

Cada día que pasa sentimos Manhiça un poco más nuestra. Todos nos conocen, respetan y miman.

Esta cuarta semana han sido unos días repletos de nuevas emociones. Hemos continuado realizando nuestra labor en Preescolar y Primaria. ¡Ahora ya se cantan por aquí nuestras canciones! También hemos dedicado esta semana a la visita del orfanato “Niño Jesús”. Allí cantamos, bailamos…, fue una tarde maravillosa. Asimismo, fuimos a conocer la casa de alumna de la escuela, en una “palhota” típica de aquí Todos los días recorre un camino largo y duro para venir a la escuela. Por ello se ha convertido en un gran ejemplo para nosotros.

Además de esta visita, fuimos también a conocer una “mamá” (ancina) luchadora, quien pese a todas sus dificultades nos recibió con una sonrisa en los labios.

Compartimos momentos de mucha vida y aprendizaje. Seguimos viviendo intensamente cada día.

Estamos juntos.

 

Voluntarias de SED en Mozambique 

Las mujeres, sujetos de derecho

Aquí, en Samac y la Colonia Nueva Esperanza de Cobán, no solo se trabaja con los niños y las niñas.

Una de las tareas más importantes que desarrollan las hermanas es la de intentar empoderar a estas mujeres tan maltratadas por la sociedad que las rodea e, incluso, por sus propias familias.

Son consideradas ciudadanas de tercera división y, alguna de ellas, no llega ni a eso.

Casadas a edad temprana por acuerdos familiares, abandonadas por sus maridos con un montón de hijos, maltratadas, violadas…viven en el silencio su calvario y un simple gesto de cariño, una sonrisa, les hace sentirse tan importantes que se te parte el corazón al pensar que la felicidad de algunas personas se consigue con algo tan sencillo.

Por eso, el trabajo que se está realizando con ellas por medio de charlas y sesiones de alfabetización son tan importantes.

Leer Más

La beca de SED: el gran regalo que me han brindado

Hablar con José Chitic si que es un gran regalo. Tiene 19 años, porque tuvo que dejar los estudios en 2015 y ponerse a trabajar por problemas familiares, hasta que su hermano mayor se graduó en el ITECK en 2017. Esta situación le ha ayudado madurar y es un gusto oírle hablar y ver cómo afronta su realidad.

“La beca es un gran regalo que me han brindado para salir adelante y ayudarme y animarme a alcanzar mis sueños.”

Os dejo con él, merece la pena escucharle.

Leer Más

Primeros días en Bolivia

Ya hace tres semanas que un grupo de aventureros se empredió en un viaje que cambiaría su vida, una experiencia que sería un antes y un después y que les permitiría ser ejemplo de entrega para los demás.

Todo comenzó un 30 de junio, cuando se montaron en un avión y realizaron un vuelo de casi 12 horas. Llegaron a Santa Cruz, donde los esperaría el hermano Gregorio para llevarlos a su primera parada, Barrio Lindo, donde con mucho cariño los recibieron Vidal, José Antonio, Óscar y Reinaldo. Abrazos sinceros, risas, volver a encontrarnos y a compartir vida con los hermanos, una de las mejores maneras de empezar el CTM.

Empezar a sentir Bolivia, ver, oír… cada segundo en Santa Cruz es distinto: el tráfico, las compras en La Ramada, ir a por el chip para los teléfonos, compra de artesanía…. Unos primeros días llenos de actividad pero también de muchos momentos de compartir.

Y dos días después, rumbo a su segunda parada, Roboré. Vidal y Jesús super cariñosos, como siempre. Sentirse en casa después de un año, o incluso viniendo por primera vez es una de las mejores cosas que vives en Bolivia. Charlas con Jesús, excursiones con Vidal al Chorro de San Luis o la ermita de la Buena Madre, preparación de actividades, dos o tres días que hacen que nos sigamos metiendo más y más en la dinámica del campo, en esos días repletos de actividad pero que tanto merecen la pena.

Leer Más

Reflexiones desde Comarapa, Bolivia

No podía dormir. Llevo desde las cinco de la mañana (11 en España) dando vueltas en la cama y en mi cabeza, pensando en la segunda semana vivida en la comunidad de Astillero. Así que me he levantado, he quitado la ropa del tendedero, aquí ahora llueve y hace frío, me he calentado un poco de agua y me estoy tomando un cafetito calentito. He encendido el ordenador y me he puesto a escribir. Y quería compartir con vosotros la vivencia con los niños de esta comunidad campesina boliviana.

He estado haciendo lo que el protagonista del libro que ya he terminado de leer, “El Corazón del árbol solitario”, Kike el obispo camboyano de las sillas de ruedas, al acabar el día miraba todas las fotos que había realizado durante el día y recordaba cada momento vivido. Yo he estado viendo las mías, las de toda la semana y he recordado cada momento vivido y compartido cerca de los niños.

Cada día al llegar a la escuelita a partir de las 8:15 más o menos, algunos después de haber andado hasta una hora atravesando las montañas, a más de dos mil metros de altura, cargados con su mochila y alguna naranja o frutilla (fresa) para compartirla con nosotros, nos buscan, nos saludan con algo de timidez algunos, nos abrazan, nos dicen “buen día hermanito” y ¿tú que haces?…… darles un abrazo bien fuerte, desearles un buen día, preguntarles como están y sonreír…con una sonrisa que llena toda tu cara.

Leer Más

“¡Sigan adelante con lo que hacen, porque lo están haciendo muy bien!”

Con estas palabras, terminaba Sebastián Daniel Martín Mateo su agradecimiento a las personas que han estado pagando su beca de SED y que le han permitido que, tras el periodo de prácticas de un mes en una empresa de Guatemala capital, pueda graduarse ya como perito en Electrónica.

Sebastián tiene seis hermanos y, menos el mayor que no quiso estudiar, todos han terminado o están haciendo sus estudios, compaginándolos con el trabajo, en algunos casos, porque con el dinero que gana su padre a penas da para vivir.

Sebastian tiene 21 años porque durante tres años tuvo que dejar sus estudios y ponerse a trabajar recogiendo basura de las calles para que sus hermanos mayores pudieran acabar sus estudios.

Es un buen alumno y durante su formación en BÁSICO (ESO en España) en el instituto fue uno de los alumnos distinguidos del instituto por su rendimiento académico.

Leer Más

¡Vivan las tortillas (de patatas)!

Después de dos semanas hemos alcanzado el ecuador de nuestra estancia en el hogar de Santa Apolonia y, sinceramente, no podríamos estar más a gusto. Aunque todavía nos sorprenda el ritmo de vida que llevan aquí, mucho más calmado que el nuestro, ya nos hemos acostumbrado a la rutina y nos hemos integrado en el día a día de los patojos.

Sin embargo, hay algo a lo que todavía no hemos conseguido adaptarnos y, creednos, no ha sido por falta de intención. Podría decirse que la cantidad de frijoles que consumen aquí es algo desproporcionada si la comparamos con lo que estamos habituados a comer en España. No falta variedad, tenemos verduras, pollo, arroz, tortillas (de maíz), etc. Las tías preparan cada comida con mucho cariño y humildad, sin que nunca nos falte de nada. Normalmente, siempre que se quiera repetir se puede. No obstante, cada plato cuenta con su ración de frijoles, tanto en desayunos como en comidas y cenas, y nuestro estómago lo nota. Así que, dispuestos a romper con la rutina y dar una sorpresa a los niños, decidimos tomar las riendas de la cocina y cocinar tortillas (de patatas) de cena.

Leer Más

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es