Las mujeres, sujetos de derecho

Aquí, en Samac y la Colonia Nueva Esperanza de Cobán, no solo se trabaja con los niños y las niñas.

Una de las tareas más importantes que desarrollan las hermanas es la de intentar empoderar a estas mujeres tan maltratadas por la sociedad que las rodea e, incluso, por sus propias familias.

Son consideradas ciudadanas de tercera división y, alguna de ellas, no llega ni a eso.

Casadas a edad temprana por acuerdos familiares, abandonadas por sus maridos con un montón de hijos, maltratadas, violadas…viven en el silencio su calvario y un simple gesto de cariño, una sonrisa, les hace sentirse tan importantes que se te parte el corazón al pensar que la felicidad de algunas personas se consigue con algo tan sencillo.

Por eso, el trabajo que se está realizando con ellas por medio de charlas y sesiones de alfabetización son tan importantes.

Ellas acuden encantadas a todo lo que se les ofrece. Por fin alguien las mira, las escucha, las entiende.

Asistimos a una de las clases de alfabetización que se realiza en la escuelita de Futuro Vivo de Samac gracias a un proyecto financiado desde SED.

Las mujeres se dividen en tres grupos diferentes según su grado de alfabetización: 19 mujeres que no saben leer ni escribir, 10 mujeres que ya leen y escriben un poquito y 4 mujeres que van más avanzadas.

Todas ellas trabajan con maestras queqchí que las tratan con mucho cariño y respeto.

Llegan felices con sus libros, lapiceros y una bonita sonrisa que deja ver sus ganas por aprender, por ponerse a la altura de sus hijos. Todo esto es importante porque se les abre la posibilidad de saber para no sentirse engañadas por nadie.

No se trata solo de eso, se trata de hacerles sentir sujetos de derecho. Derecho a decidir por ellas mismas, a no depender de nadie para ir al mercado sin que las engañen, a firmar y leer lo firmado..en definitiva, sentirse como cualquier persona de esta sociedad.

Es necesario que experimenten el placer de saber porque de esta manera se lo transmitirán a sus hijos y le darán la importancia que merece al estudio, el esfuerzo, el poder elegir un FUTURO VIVO que les ayude a vivir de una manera más digna.

Tuvimos la oportunidad de asistir también a una sesión de estimulación temprana con las madres de la Colonia de la Esperanza.

Primero le dimos una pequeña charla sobre la importancia de la higiene bucal para tener los dientes sanos y evitar enfermedades . Les enseñamos cómo cepillarse los dientes de forma correcta y cómo se lo tenían que enseñar a sus hijos desde que les salían sus primeros dientes.

A continuación se les enseñó como realizar una receta “buena, bonita, barata y saludable” para sus hijos. En este caso panqueques de zanahoria. ¡Estaban buenísimos!

Todas recibirán como premio a su esfuerzo una bolsa de comida que les ayudará a cuidar la alimentación de toda su familia.

Tanto la receta como la charla, se realizaron en la casa que tienen las hermanas en Cobán. Una convivencia que sirve de acercamiento entre el barrio y las hermanas.

Felicidades una vez más.

Susana y Silvia

Voluntarias de SED en Guatemala 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es