‘Espero en Dios que al otro año seré religiosa dominica’

Gladis Tebelán Xirún es una joven maya de 18 años de edad que está a punto de graduarse como Perita en Electrónica en el Instituto Tecnológico del Kiché que dirigen los Hermanos Maristas en Chichicastenango.

En su familia son 7 hermanos y hermanas y sus padres, comerciantes de tejidos de artesanía que ellos mismos fabrican, no hubieran podido pagarle los estudios si no hubiera sido por la beca que la ONGD SED concedió a Gladis.

Pero lo que de verdad atrae a Gladis no es la electrónica, pese a que le guste mucho, lo que ella quiere para su futuro, su sueño, es ser religiosa Dominica de la Anunciata. Lleva varios años haciendo el acompañamiento por las hermanas y espera intensificarlo el año que viene para ingresar al otro año como religiosa dominica.

“Siempre he querido ser religiosa. Estoy en acompañamiento. Me falta un poco, pero después de graduarme quiero asistir más frecuentemente con las hermanas… Espero ingresar al  otro año en el convento de las dominicas.”

Cuando hablamos de becas de SED pensamos en personas que van a poder llevar adelante sus sueños de ser profesionales como mecánicos, peritos electrónicos, peritos en administración de empresas… Pero hay otras realidades como ésta, en que la beca a facilitado el seguimiento de una vocación religiosa.

¡Felicidades Gladis! ¡Y que el Señor siga guiando tus pasos en la vida religiosa!

 

Antonio Tejedor, voluntario de SED en Guatemala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es