Testimonios

1
Les agradezco con todo el corazón
2
Segunda semana en Manhiça
3
Reflexiones desde Comarapa, Bolivia
4
Colonia Champagnat en Bouaké
5
Primera semana en Mozambique
6
Proyecto Fratelli, un oasis para más de 500 niños y niñas sirios refugiados en el Líbano
7
Desde Kenia
8
“Para educar hay que amar”, San Marcelino Champagnat
9
“Vamos caminando, aquí se respira lucha” Latinoamérica (Calle 13)
10
05 de diciembre

Les agradezco con todo el corazón

Hablar con Angélica Manuela Tol Macario es algo que te alegra el día y te da un subidón de entusiasmo y de ganas enormes de seguir apoyando a esta buena gente del ITECK.

Durante toda la entrevista la alegría y la sonrisa no se ha borrado de su rostro pese a que seguro que tenía muchos motivos para hacerlo.

Y las palabras “les agradezco…” se han repetido infinidad de veces.

“Al terminar 3º de BASICO (nuestra ESO de España) decidí no seguir estudiando y ayudar en casa. Pero mis padres y mis hermanas mayores me animaron a hacerlo. Y la beca de SED me dio muchos ánimos porque vi que confiaban en mí y quería no defraudarles. Gracias a ustedes yo me graduaré como Perita en Administración de Empresas.”

Leer Más

Segunda semana en Manhiça

Esta semana que terminó ha sido muy rica en experiencias. Continuamos maravilladas con tanta mezcla de colores, con tantas sonrisas, tanta vida.

En la escuela ya se ven algunas de nuestras pequeñas aportaciones: hemos organizado las dos aulas de preescolar y decorado las paredes con los trabajos de los cerca de 80 alumnos y alumnas.

También hemos conocido la realidad de las periferias de Manhiça en nuestros paseos diarios.

Leer Más

Reflexiones desde Comarapa, Bolivia

En estos 11 días que llevo en tierras bolivianas, me he dedicado principalmente a escuchar, atender, mirar e intentar entender esta cultura y aprender de sus gentes.

Desde este martes, nos subimos a la comunidad de Astillero, y allí hemos estado con Familias que te abren las puertas de sus humildes casas y de su corazón. Que te preguntan por tu país y nuestra forma de vida, y que se quedan pensativas cuando les cuentas.

Qué difícil es pasar de un mundo al otro sin que se te vaya la cabeza, comparando una forma de vida con otra.

Leer Más

Colonia Champagnat en Bouaké

Tras llegar a Abidjan, después de muchas horas de viaje desde España, nos desplazamos hasta Bouaké, un viaje que supuso el primer contacto con la realidad vigente aquí, en Costa de Marfil. Una calurosa acogida por parte de la comunidad de hermanos y el carácter de fraternidad de la gente local hicieron que desde el primer día los voluntarios nos sintiéramos como en casa.

Comienza la “Cologne Champagnat”, y más de 240 niños y niñas se benefician y experimentan, en palabras textuales de uno de ellos, “la amistad, el amor y la familia”. Deportes, danzas, juegos y actividades diversas unidas a la convivencia y al compañerismo hacen de este un verano especial para todos los que participamos en la Colonia Champagnat. Unido a todo ello, los profesores del colegio Champagnat de Bouaké aplican, como cada año, actividades nuevas que enriquecen su experiencia como docentes. Y para acabar el día… tareas de mantenimiento del colegio como pintura y arreglos varios. Y todo ello cobra mayor sentido con el lema que seguimos: “mucha gente, en todo el mundo, comparte su trabajo y dedican su tiempo poniendo, en ello, todo su corazón y dejando, así, una huella de fraternidad que enriquece la historia de los pueblos.

Grupo de voluntariado en Bouaké, Costa de Marfil

Leer Más

Primera semana en Mozambique

Manhiça es una ciudad con mucha vida, de pequeños y variados negocios, donde podemos encontrar los productos típicos de la tierra. Se ven por cientos “chapas” (furgonetas reconvertidas en autobuses, en las que siempre cabe un pasajero más), mujeres que transportan productos en la cabeza, niños y niñas que van y vienen de la escuela, camiones que pasan con caña de azúcar… Todo esto es lo que nos cruzamos en nuestro trayecto diario a la escuela.
La escuela es grande y tiene muchos alumnos. A pesar de algunas dificultades, transmiten mucha felicidad. Todos aquellos con los que nos cruzamos son muy agradables con nosotras, facilitando que nos sintamos bien.
Compartimos comunidad con cuatro hermanos y dos aspirantes a maristas. Estamos viviendo como una familia. “Continuamos juntos”.
Voluntarias SED en Mozambique

Proyecto Fratelli, un oasis para más de 500 niños y niñas sirios refugiados en el Líbano

Desde octubre vivo en Rmaileh en comunidad con dos hermanos Maristas y dos de La Salle a parte de dos voluntarios más. Junto a una plantilla de 20 educadores y educadoras, llevamos a cabo el proyecto Fratelli. Un proyecto por y para los niños y niñas más vulnerables que viven en el Líbano. La mayoría, casi todos, refugiados sirios. Por el proyecto pasan cada semana, entre niños, niñas y jóvenes, unas 600 personas.

La actividad empieza a las 8:30 de la mañana, cuando arrancan las clases y dura hasta las 5:30 cuando se va el último grupo que viene a refuerzo escolar. Yo estoy por las mañanas con Preescolar dando apoyo a las educadoras. Además, los martes y jueves coordino el taller de costura que se ofrece a las familias.

Leer Más

Desde Kenia

Llevamos ya una semanita en Beatitudes Girls High School y está siendo una experiencia muy buena para compartir momentos con las alumnas, profesores y la comunidad de hermanas. Estamos dando algunas clases de informática, educación física y, sobretodo, compartiendo momentos de deportes, bailes y juegos con las chicas.

El fin de semana, con la ayuda de María y Raquel que están en el colegio de primaria, les preparamos una tarde de talleres de emociones, juegos y baile. A las chicas les gustaron mucho.

David, Rubén y Silvia, voluntarios de SED en Kenia

“Para educar hay que amar”, San Marcelino Champagnat

Cuando el pasado 20 de enero nos decían “el tiempo pasa volando y ya mismo estáis de vuelta”, no sabemos si pretendían aliviar nuestra sensación de dejar atrás mucho, o autoconvencerse ellos mismos de que quedaba menos para volver a tenernos en casa. Lo cierto es que ahora, que ya hemos pasado el ecuador de la experiencia, sentir lo rápido que avanzan los días nos produce un vértigo que al mismo tiempo nos hace sentir satisfechos por cómo estamos exprimiendo nuestros días, y nos provoca cierto desasosiego por sentir que queremos más, y que aún nos queda mucho por descubrir y vivir acá en nuestra otra casa.

En este tiempo estamos aprendiendo a amar todo lo que nos rodea, incluso lo que no nos gusta tanto, pero como dijo Marcelino “Para educar hay que amar” y esto incluye, no sólo amar a nuestras/os niñas/os, también amar todo lo que rodea a cada uno de ellos. Amar todas y cada una de las valencias que vemos, amar los silencios, incluso las malas respuestas, los miedos y las inseguridades, amarlos porque comprendes, que detrás de un niño que pelea con sus compañeros o una joven que da una mala respuesta hay una persona que busca el consuelo y cariño que le falta en su hogar. Amar, en definitiva, amar su realidad y la que nos transmiten con cada uno de sus actos.

Amamos “nuestro” pueblo. En este tiempo hemos podido compartir momentos importantes para San José de Chiquitos. Momentos que sin duda nos han acercado a su gente, a su vivir y a formar parte de sus costumbres. El carnaval con su fiesta y ruido, la Semana Santa cargada de religiosidad y devoción, la Fiesta del primero de mayo con sus inconfundibles Abuelos que guardan y veneran al Patrón San José, el Corpus Christi… Folklore, júbilo y tradición que nos han ayudado a compartir, descubrir y aprender aún más de esta tierra que ya sentimos como propia.

Leer Más

“Vamos caminando, aquí se respira lucha” Latinoamérica (Calle 13)

Ya son tres meses los que han pasado desde que comenzó esta gran aventura y seguimos caminando. Caminado y viviendo entre sonrisas, ganas de aprender, ojos limpios de prejuicios y mucho amor. Amor que nos demuestran día tras día especialmente los favoritos de Dios, los más pequeños y los adolescentes con los que crecemos en cada encuentro que tenemos con ellos.

Como ya adelantamos en la primera carta, al llegar nos propusieron ser los coordinadores de las tutorías del colegio Marista San José, algo así como el Equipo de Orientación. Para nosotros fue una gran suerte y a la vez un gran reto ya que los colegios Maristas, son los únicos en la zona que cuentan con una hora a la semana dedicada a tutoría y otra al acompañamiento de los alumnos y alumnas por parte de los tutores y las tutoras.Para nosotros es un regalo ver la entrega de los docentes a sus grupos, ellos lo hacen más fácil. Pasito a pasito en primaria seguimos detectando y valorando dificultades de aprendizaje para después reforzarlas en pequeños grupos. En secundaria la labor sigue enfocada al acompañamiento personal de los jóvenes dada las realidades tan duras que se presentan en ocasiones (violencia, abusos, malos tratos, machismo…), que lógicamente repercuten negativamente en su rendimiento académico. Una buena compañera y amiga nuestra nos soltó hace unos días dos frases que nos hicieron reflexionar mucho y que resumen muy bien esta realidad de la que os hablamos: “trabajamos con niños y niñas huérfanos con padres vivos”y “no desesperéis ya que los malos comportamiento y desorden son gritos de auxilios de nuestros alumnos”.

WhatsApp Image 2017-04-24 at 21.47.25

Gracias a Dios estas no son todas las realidades, también realizamos otras tareas dentro de este maravilloso colegio. En la pastoral colaboramos con la formación de catequistas y en las diferentes actividades programadas. El grupo de catequistas son ejemplo de compromiso y cariño por el cole y su mensaje. También estamos dando pasos con un nuevo grupo de teatro en que algunos chicos y chicas demuestran las ganas por aprender y superarse en este ámbito.

Leer Más

05 de diciembre

¡Cuántas manos, cuántos gestos, cuántas presencias!
¡Cuánta vida he podido compartir contigo, CON CORAZÓN!
¡Porque tú cuentas en esta historia de cambio
y de defensa de los Derechos de la Vida!
¡Ahí nos hemos encontrado y hemos entrelazado
con complicidad y entrega nuestros relatos!

¡Más de mil millones de voluntarios aúnan a las comunidades
en todo el mundo!
¿Damos juntos este paso?
Hay muchos espacios donde podemos intervenir
y que podemos transformar…. ¿qué dice tu corazón?
¡Qué importante es cultivar y educar la cultura social del voluntariado,
de la transformación, de la corresponsabilidad y de la justicia!

Para todas las personas que abrazan al mundo
y abren sus brazos a otras personas…
¡Gracias por tu gesto, por tu sí, por tu humor,
por tus manos, por tus relatos que enriquecen cada historia y encuentro!
Las razones de la generosidad, las puedes escribir y las puedes multiplicar.
Hoy, una vez más, queremos celebrar cada sí
-el tuyo, el mío, el nuestro- que ha recorrido este camino del voluntariado.

Siempre se inicia como una invitación a VER.
Siempre nos coge de tal forma la realidad, que nos obliga a SENTIR.
Siempre concluimos que lo más importante no es lo que hacemos
sino el tiempo que decidimos ESTAR.
Y sólo entonces, aclarada la vista, reconocidos nuestros sentimientos,
participando de la presencia… colaboramos en TRANSFORMAR.
Y sólo entonces, con el tiempo,
nos atrevemos a movilizarnos y a REINVENTAR los espacios
con cada uno de sus protagonistas, APRENDIENDO de ellos y con ellos.

Nuestra historia (de voluntariado), como la tuya, como la suya,
como la que contamos, es el encuentro compartido de historias.

¡¡Que este día, también, nos siga animando a compartir
(co)razones y alegrías!!

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es