Sin categoría

1
Ngima dhi nyime e Orore: La vida sigue en Orore
2
Aprender, jugar y aprender a jugar
3
Vietnam desde dentro
4
Muévete
5
¿Haciendo cosas pequeñas?
6
Silencios de amor
7
Compartiendo experiencias
8
Yo también tengo derechos
9
Guatelinda
10
Muchas experiencias en una

Ngima dhi nyime e Orore: La vida sigue en Orore

La vida aquí fluye sin prisa pero sin pausa. Casi sin darnos cuenta nos hemos plantado en la tercera semana del campo de trabajo. Durante los últimos días hemos seguido acudiendo a los colegios de la zona de Suba y de Gwassi, con los que la organización local “Orore Youth Sports and Peer Support” sostiene el proyecto educativo actual. Los colegios de Ongongo, Kikubi y GodOloo han sido esta vez los que han contado con nuestra presencia y han disfrutado de nuestras dinámicas, juegos y deportes.

Además, también hemos realizado dos talleres con personas adultas de la comunidad de Orore. El primero de ellos ha tratado acerca de la igualdad de género. Lejos de querer enseñar o imponer nada a nadie, hemos pretendido crear un espacio para que pudieran expresarse libremente y para facilitar un intercambio cultural. A tal efecto, diseñamos unas dinámicas en dos sesiones, una de ellas con hombres y otra con mujeres, en las que tratamos de visualizar las diferencias reales que existen entre los dos sexos en cuanto a derechos y oportunidades. Si la desigualdad en este aspecto todavía es patente en países como el nuestro, aquí infinitamente más. Las charlas y las dinámicas han sido muy útiles para nosotros también, pues nos hemos enterado de cosas muy curiosas en cuanto a las relaciones entre hombres y mujeres aquí en Kenia. El segundo de los talleres ha tenido como objeto el cambio climático, la ecología y el desarrollo sostenible. Hemos utilizado algún vídeo para visualizar los efectos que tiene el cambio climático en la vida del planeta y hemos hecho unas dinámicas para que los habitantes de Orore puedan poner en relación este tema con su entorno actual. Por último, también hemos hecho la propuesta del “ecobrick” y el uso de botellas de plástico para fabricar ladrillos llenándolas a base de plásticos, -que se acumulan como basura en el medio ambiente-, o incluso de arena si fuera necesario.

A pesar de la intensidad de la semana y del cansancio que va haciendo mella en nosotros, todavía pudimos escaparnos un día a la Reserva Natural del Masai Mara, lo que nos sirvió para dar uso al permiso internacional de conducción y para constatar que cualquier viaje en Kenia, con sus carreteras y caminos, es siempre una aventura. La experiencia con los leones, elefantes e hipopótamos, -entre otros-, fue sencillamente increíble.

Nos despedimos hasta el próximo “post”, que será el último ;-(

José Ángel Alba, Diego Melgarejo, Estíbaliz García y Carolina Herrero.

Aprender, jugar y aprender a jugar

Hace unos días escuché a un alumno de octavo curso decirle a su hermano más pequeño, también alumno del colegio donde estoy realizando mi voluntariado, que a la escuela uno no viene a jugar. A la escuela uno viene para aprender.

Desde mi punto de vista, ninguno de los dos se equivoca. A la escuela uno debe ir para aprender y para jugar. Y en el caso del Centro Educacional Marista Lucia Mayvorne los alumnos también vienen a aprender a jugar.

Son muchas las cosas que aprendí durante los dos meses que ya han pasado desde que estoy aquí, pero una de las que más me impactó es que hay niños que no saben jugar, y por lo tanto, necesitan que se les enseñe.

Nuestra escuela está ubicada en la comunidad del Monte Serrat, en la isla de Florianópolis, al sur de Brasil. Actualmente es un barrio con luz, agua, internet, transporte público y la mayoría de los recursos básicos. Sin embargo, para lograr todo eso, la comunidad ha tenido que luchar mucho, y ha tenido que sufrir mucho también. A día de hoy sigue habiendo una fuerte presencia del alcoholismo, de la violencia, del trabajo infantil, de la pobreza y del trafico de drogas. Leer Más

Vietnam desde dentro

El Sudeste asiático se ha convertido en los últimos años en uno de los destinos turísticos favoritos para millones de personas de todo el mundo. Vietnam es uno de estos países que llaman la atención por sus magníficas playas, su gran riqueza vegetal, su ambiente en las grandes ciudades, etc. Es un país en continuo (aunque lento) desarrollo que intenta abrirse un camino a nivel internacional. Sin embargo, no gran parte de la población domina el inglés, lo cual es muy importante para conseguir ese desarrollo.

La ONGD SED se encarga de buscar voluntarios que deseen prestar su ayuda especialmente en el ámbito educativo en distintos países alrededor del mundo. Desde el mes de septiembre yo soy uno de esos voluntarios. Uno de los países que elegí para realizar este voluntariado fue Vietnam, en donde pasaré 3 meses.

La comunidad que con tanto cariño y hospitalidad me ha “adoptado” se encuentra en una pequeña provincia al oeste de la ciudad y capital, Hanoi, llamada QuốcOai. Durante este tiempo, he estado prestando mi ayuda como asistente de profesores de inglés en un Colegio de Educación Primaria, otro de Educación Secundaria y en la Academia de inglés New Horizons impartiendo algunas clases.

Leer Más

Muévete

Algo me decía en mi interior: ¡Muévete!

Así que volví a llenar las maletas de ilusión, sabiendo que a la vuelta irían desbordadas de vida, ¡MUCHA VIDA!

Los minutos pasan igual en Costa de Marfil, observas el reloj y el ritmo es el mismo, eso parece a simple vista… pero si te detienes tan solo un poco y sientes el ritmo marfileño, la intensidad en cada momento se eleva al máximo exponente.

Ojos abiertos como platos para saborear cada instante y brazos bien estirados para abrazar a su gente… Esta vez era diferente, mi corazón ya sabía el destino que me recibía…

Siii, ¡los tambores hablan!! Hablan sus calles, hablan sus risas, hablan sus miradas, hablan sus sonrisas y sus intensos abrazos… La vida allí te susurra al oído, que no hay que detenerse. ¡Que hay que moverse!

Leer Más

¿Haciendo cosas pequeñas?

” Mucha gente pequeña,

en lugares pequeños,

haciendo cosas pequeñas.

puede cambiar EL MUNDO”

Finaliza nuestra estancia  CTM 2018 en Samac y nos vamos con sentimientos encontrados.

Con la tristeza de dejar atrás unos días de compartir alegrías, dificultades, conocer gente buena que te acoge con un cariño infinito, recibir sin ser consciente de dar nada a cambio, sufrir con los más necesitados, compartir…en definitiva, VIVIR.

Pero con la alegría de saber que no es un adiós definitivo, es un hasta pronto porque, sin duda, seguiremos en contacto todo el año y allí volveremos el verano que viene, a nuestra casa en “Guatelinda”.

Leer Más

Silencios de amor

Una semana que acaba. Una despedida que sabe como todas las despedidas y un montón de vivencias que revolotean por tu cabeza y no te dejan dormir.

Una de las cosas que te deja esta experiencia por las comunidades campesinas es el valor de los tiempos de silencio. Silencios de amor, porque todo lo que emana de esta vivencia es AMOR, y del bueno, de ese que se te mete dentro, en lo más profundo de tu ser y te impregna, derramándose y empapándote, como cuando la lluvia del camino te pilla sin paraguas y te va calando, poco a poco, sin prisa, pero sin pausa.
Ese es el amor que aquí se siente.

Silencio de amor cuando caminas por las montañas, yendo de acá para allá y recuerdas el rato que has pasado con la familia que te acoge y te cuenta su vida, comparte su comida y permite que entres un poco en su interior y te revelan sus sueños .

Silencios de amor cuando los chicos salen de sus casas y se unen a tu caminar en dirección a la escuelita. Sientes su cariño y las ganas y la necesidad de alguien que les acompañe.

Leer Más

Compartiendo experiencias

Durante este año tenemos la suerte de compartir nuestros días de voluntariado con dos muchachos dominicanos, Joel y Francisco, laicos Carmelitas, que llevan a cabo en Dominicana un programa comunitario llamado Ayúdale a vivir Yamasá.

En una tarde de reunión nos contaron su experiencia y nos parece tan enriquecedora que nos gustaría que la conocierais.

Estos jóvenes, preocupados por la realidad de pobreza existente en su comunidad y apoyados por la comunidad de las Hermanas Carmelitas de la Enseñanza Misioneras con las que estamos en Cobán, captan familias con niños y niñas en estado de desnutrición y les proporcionan consulta médica mensual, orientación, medicamentos y alimentación necesaria para su recuperación.

Leer Más

Yo también tengo derechos

En la Asamblea General de Naciones Unidas en el año 1989, se aprobó la Convención de los Derechos del Niño.

En Guatemala los derechos de los niños y jóvenes son vulnerados constantemente. Os mostramos solo una parte de lo que nosotras estamos viviendo en nuestra experiencia.

DERECHO A LA ALIMENTACIÓN

La pobreza de nuestras familias indígenas les impide obtener alimentos suficientes para que los niños están bien nutridos.

Gracias a la asociación Futuro Vivo y su escuelita, los niños reciben, al menos, dos comidas al día (desayuno y almuerzo) con los nutrientes adecuados. Los niños repiten de casi todo. Probablemente para ellos sean las únicas comidas del día.

Leer Más

Guatelinda

Llegas a Guatemala, agarras el carro y te echas a la carretera.

Miras a tu alrededor y el paisaje te hipnotiza: preciosas montañas verdes, plantas de café, agua, lagos…

 

Pero si detienes tu mirada, te asombra lo que ves: pobreza y miseria en medio del  paraíso.

Leer Más

Muchas experiencias en una

Llegamos el domingo 24 de junio a un nuevo país para los cuatro. Tras una jornada de adaptación y organización del material, comenzamos nuestro trabajo en el colegio Our Good Mother – Maristas Edelvives, en Ashalaja, a las afueras de Accra, la capital de Ghana.

Dividimos nuestro tiempo en una primera semana de actividades deportivas y recreativas, y una segunda de manualidades y creatividad; compartiendo dos clases con cada grupo.

Nuestro primer contacto con la educación ghanesa fue a través del deporte con las clases de Primaria. Tanto el alumnado como el grupo de voluntariado disfrutamos haciendo estiramientos, carreras de animales, jugando y cantando a coro.

Leer Más

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es