CTM Guatemala

1
‘Espero en Dios que al otro año seré religiosa dominica’
2
¿Haciendo cosas pequeñas?
3
¡Qué fortaleza de mujer!
4
Hombres de maíz
5
No lo desaprovechéis
6
Quiero que me conozcan por mis acciones
7
Gracias por ayudarme a terminar esta página de mi vida
8
De mecánico a médico
9
Las mujeres, sujetos de derecho
10
La beca de SED: el gran regalo que me han brindado

‘Espero en Dios que al otro año seré religiosa dominica’

Gladis Tebelán Xirún es una joven maya de 18 años de edad que está a punto de graduarse como Perita en Electrónica en el Instituto Tecnológico del Kiché que dirigen los Hermanos Maristas en Chichicastenango.

En su familia son 7 hermanos y hermanas y sus padres, comerciantes de tejidos de artesanía que ellos mismos fabrican, no hubieran podido pagarle los estudios si no hubiera sido por la beca que la ONGD SED concedió a Gladis.

Pero lo que de verdad atrae a Gladis no es la electrónica, pese a que le guste mucho, lo que ella quiere para su futuro, su sueño, es ser religiosa Dominica de la Anunciata. Lleva varios años haciendo el acompañamiento por las hermanas y espera intensificarlo el año que viene para ingresar al otro año como religiosa dominica.

Leer Más

¿Haciendo cosas pequeñas?

” Mucha gente pequeña,

en lugares pequeños,

haciendo cosas pequeñas.

puede cambiar EL MUNDO”

Finaliza nuestra estancia  CTM 2018 en Samac y nos vamos con sentimientos encontrados.

Con la tristeza de dejar atrás unos días de compartir alegrías, dificultades, conocer gente buena que te acoge con un cariño infinito, recibir sin ser consciente de dar nada a cambio, sufrir con los más necesitados, compartir…en definitiva, VIVIR.

Pero con la alegría de saber que no es un adiós definitivo, es un hasta pronto porque, sin duda, seguiremos en contacto todo el año y allí volveremos el verano que viene, a nuestra casa en “Guatelinda”.

Leer Más

¡Qué fortaleza de mujer!

Y ASÍ ESTAMOS, TODO BIEN, MENOS LA ECONOMÍA.

Cuando he terminado de hablar con Sebastiana Verónica Ramos Tiriquiz he tenido que parar y salir a pasear un rato por el patio para recolocar las ideas, porque esta mujer me las ha dejado casi todas temblando.

Y digo “mujer”, porque Sebastiana tiene ya 18 años, es la mayor de sus ocho hermanos, su madre está muy enferma, por lo que ella tiene que asumir la responsabilidad de sus hermanitos y de su mamá cuando su papá está trabajando, y por si fuera poco, el hermano que le sigue con 16 años tiene parálisis cerebral y no habla ni se puede mover.

Y después de contarme todo esto sobre su familia, termina diciendo con toda naturalidad: “Y así estamos. Todo bien, menos la economía…”

Si a nosotros nos pasase solo algo de esto, ya estaríamos desesperados, quejándonos de Dios y pidiendo ayuda al ayuntamiento, a la autonomía, al gobierno y hasta a la UE si fuera necesario…

Leer Más

Hombres de maíz

En Guatemala, al sembrar el maíz, el agricultor suele poner cinco granos juntos en cada hoyo. Así pues, aunque ordenadas, las cañas crecen en pequeños grupos. Este hecho, incomprensible para cualquier castellano, hunde sus raíces en la tradición maya, que le atribuye a cada grano de maíz un beneficiario y que nos permite hacer un paralelismo con nuestra experiencia guatemalteca.

Leer Más

No lo desaprovechéis

Estimados alumnos y alumnas del ITEC becados por la ONGD SED.

Mañana temprano los voluntarios de SED regresamos a Guatemala para allí tomar el avión que nos lleve a España.

Os pedí a todos que me escribierais una carta a los colaboradores de vuestra beca y yo quiero despedirme de vosotros y vosotras también con una carta.

Un año más el mes de estancia en el ITEC se nos ha pasado rapidísimo y de eso tenéis la culpa vosotros y vosotras, y sobre todo la Comunidad Marista que nos ha hecho sentirnos como en casa o mejor.

Con vuestra cercanía y acogida nos habéis hecho disfrutar de unos días diferentes, en los que os hemos dado algo de nuestra experiencia y hemos recibido y aprendido muchísimo de vuestra forma de afrontar una vida, que no os lo está poniendo muy fácil.

Leer Más

Quiero que me conozcan por mis acciones

LA PESADA SOMBRA DE LA TRADICIÓN FAMILIAR

Fernando Abisaí Morales González es un buen alumno de 4º de Electrónica del Instituto Tecnológico KICHÉ que los Hermanos Maristas dirigen en Chichicastenango (Guatemala) destinado fundamentalmente a alumnos y alumnas de la etnia maya.

Le ha tocado enfrentarse en su familia con el problema de la separación de sus padres que no solo ha tenido consecuencias económicas, sino también emocionales porque vive con su mamá pero guarda una relación afectiva con su padre, aunque su mamá no quiere que hable con él. Pero a pesar de haber pasado unos momentos  muy difíciles, lo ha logrado superar y seguir adelante.

Su gran problema en la actualidad es huir de pesada sombra que supone su familia. Su abuelo, su padre (a quien admira) y su hermano mayor han sido personas brillantes y las personas que hablan con él siempre le relacionan con ellos.

Leer Más

Gracias por ayudarme a terminar esta página de mi vida

UNA SONRISA FRENTE A LA DIFICULTAD

Si algo me ha llamado la atención de Carmen es su alegría al afrontar la vida. Su casi permanente sonrisa, incluso al hablar de la muerte de su padre de cáncer de estómago, con el que “se llevaba rebien” y que su atención médica seguro que en España hubiéramos denunciado por negligente.

Y esa risa fresca y sincera ha aflorado muchas veces a lo largo de la conversación pese a que sin duda su realidad vital es muy complicada. Sin duda la alegría es la forma de afrontar esta realidad con mucho realismo pero sin perder la sonrisa. Todo un ejemplo para nosotros que por dificultades mucho menores y a veces intranscendentes “perdemos los papeles” con enorme facilidad.

Leer Más

De mecánico a médico

Pedro Juan Tinigua Cutillo tiene 21 años. Son siete hermanos, 4 patojos y 3 patojas. Su padre es un pequeño agricultor que con lo que saca de cultivar su pequeña milpa a penas logra alimentar a la familia.

Por eso Pedro Juan tiene muy claro que para lograr su sueño de ser médico antes tenía que cursar otra carrera que le permitiese lograr un trabajo para poder ayudar en casa y pagarse sus estudios de médico.

Todo eso ha sido posible gracias a la beca de la ONGD SED que le ha permitido graduarse como perito mecánico e ir dando pasos a lograr su sueño de ser médico.

Leer Más

Las mujeres, sujetos de derecho

Aquí, en Samac y la Colonia Nueva Esperanza de Cobán, no solo se trabaja con los niños y las niñas.

Una de las tareas más importantes que desarrollan las hermanas es la de intentar empoderar a estas mujeres tan maltratadas por la sociedad que las rodea e, incluso, por sus propias familias.

Son consideradas ciudadanas de tercera división y, alguna de ellas, no llega ni a eso.

Casadas a edad temprana por acuerdos familiares, abandonadas por sus maridos con un montón de hijos, maltratadas, violadas…viven en el silencio su calvario y un simple gesto de cariño, una sonrisa, les hace sentirse tan importantes que se te parte el corazón al pensar que la felicidad de algunas personas se consigue con algo tan sencillo.

Por eso, el trabajo que se está realizando con ellas por medio de charlas y sesiones de alfabetización son tan importantes.

Leer Más

La beca de SED: el gran regalo que me han brindado

Hablar con José Chitic si que es un gran regalo. Tiene 19 años, porque tuvo que dejar los estudios en 2015 y ponerse a trabajar por problemas familiares, hasta que su hermano mayor se graduó en el ITECK en 2017. Esta situación le ha ayudado madurar y es un gusto oírle hablar y ver cómo afronta su realidad.

“La beca es un gran regalo que me han brindado para salir adelante y ayudarme y animarme a alcanzar mis sueños.”

Os dejo con él, merece la pena escucharle.

Leer Más

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es