CTM Comarapa

1
Reflexiones desde Comarapa, Bolivia
2
Reflexiones desde Comarapa, Bolivia
3
Un regalo de Dios
4
La alegría de compartir
5
Somos instrumentos en manos de Dios
6
La semilla de Dios sigue creciendo
7
Despedida de Astilleros
8
Desde Cochabamba… Seguimos aprendiendo
9
Seguimos recibiendo de la comunidad de Astilleros
10
Campo Misión Comarapa 2016

Reflexiones desde Comarapa, Bolivia

No podía dormir. Llevo desde las cinco de la mañana (11 en España) dando vueltas en la cama y en mi cabeza, pensando en la segunda semana vivida en la comunidad de Astillero. Así que me he levantado, he quitado la ropa del tendedero, aquí ahora llueve y hace frío, me he calentado un poco de agua y me estoy tomando un cafetito calentito. He encendido el ordenador y me he puesto a escribir. Y quería compartir con vosotros la vivencia con los niños de esta comunidad campesina boliviana.

He estado haciendo lo que el protagonista del libro que ya he terminado de leer, “El Corazón del árbol solitario”, Kike el obispo camboyano de las sillas de ruedas, al acabar el día miraba todas las fotos que había realizado durante el día y recordaba cada momento vivido. Yo he estado viendo las mías, las de toda la semana y he recordado cada momento vivido y compartido cerca de los niños.

Cada día al llegar a la escuelita a partir de las 8:15 más o menos, algunos después de haber andado hasta una hora atravesando las montañas, a más de dos mil metros de altura, cargados con su mochila y alguna naranja o frutilla (fresa) para compartirla con nosotros, nos buscan, nos saludan con algo de timidez algunos, nos abrazan, nos dicen “buen día hermanito” y ¿tú que haces?…… darles un abrazo bien fuerte, desearles un buen día, preguntarles como están y sonreír…con una sonrisa que llena toda tu cara.

Leer Más

Reflexiones desde Comarapa, Bolivia

En estos 11 días que llevo en tierras bolivianas, me he dedicado principalmente a escuchar, atender, mirar e intentar entender esta cultura y aprender de sus gentes.

Desde este martes, nos subimos a la comunidad de Astillero, y allí hemos estado con Familias que te abren las puertas de sus humildes casas y de su corazón. Que te preguntan por tu país y nuestra forma de vida, y que se quedan pensativas cuando les cuentas.

Qué difícil es pasar de un mundo al otro sin que se te vaya la cabeza, comparando una forma de vida con otra.

Leer Más

Un regalo de Dios

Ayer viernes finalizó nuestra presencia física en Astillero. Desde el pasado 17 de julio hemos compartido nuestras vidas con la comunidad campesina ¡¡ que gran regalo!! Nos despedimos de esta comunidad a la que ya le tenemos hecho un huequito en nuestro corazón. Ha sido mucho más lo recibido que lo que humildemente hemos podido aportar.
Esta última semana ha coincidido con el inicio de las obras de la nueva escuelita, un proyecto de nuestra ONGD SED, que esperemos esté terminada para el inicio del nuevo curso escolar aquí en Bolivia (febrero). Una construcción que permitirá a los alumnos y profesores de la comunidad pasar curso en un lugar digno.

Leer Más

La alegría de compartir

Otra semana que termina. Esta ha sido distinta a las anteriores, pues nos ha tocado vivir aquí las fiestas de la patria Boliviana y sorprende ver ese sentido patrio y el orgullo con que llevan su bandera. Por estos días feriados, todo el grupo hemos tenido una semana de convivencia.

El martes Santo Domingo, los padres dominicos nos invitaron a compartir con ellos el almuerzo; el miércoles fiesta en Astilleros. La catequesis impartida por Carlos y Javier, dio sus frutos. Subimos con el padresito Alfonso que celebró, en español y quechua, un total de 35 entre bautizos y comuniones de bebos, niños, adolescentes y bastantes adultos y tuvimos un precioso día de convivencia con las familias de aquellas comunidades campesinas.

Leer Más

Somos instrumentos en manos de Dios

La semana que finalizó ayer la comenzamos como lo que somos, seres humanos, y tuvimos que retrasar al martes nuestra subida a la comunidad por la debilidad de nuestros cuerpos. Debilidad que nos ha hecho más explícita la fuerza del Espíritu a través de la atención y cuidado de los miembros del grupo, de la amabilidad de cada una de las familias que nos acoge, de los grandes esfuerzos de los campesinos en su potrero o la infinita energía de los niños en cualquier condición.

Por otro lado hemos tenido una semana de poca actividad. Sin duda, podrían venir preguntas como ¿Qué hacemos aquí? ¿Cuál es nuestra labor en medio de esta tranquilidad? Pero no, por el contrario, cada momento se engrandece: una conversación en una casa es un gran signo de alegría, un gesto de un niño de dos años al retirarnos el plato de comida se convierte en la mayor señal de que el Amor de Dios está aquí en medio de esta comunidad.

Leer Más

La semilla de Dios sigue creciendo

Finalizada la primera semana en la comunidad de Astilleros y dispuestos para una nueva.
La experiencia está siendo muy enriquecedora y los nuevos, Carlos y Blanca se han integrado perfectamente con los chicos de la comunidad. Su trabajo con ellos, pero sobre todo su presencia hace que la tarde con los más peques esté llena de luz.

Las caras, los gestos, las miradas, las sonrisas son semillas de Dios en un entorno nada fácil.
Esta semana iniciaremos la catequesis de bautizo y primera comunión con 5 de los chicos de la comunidad. Otra oportunidad para mostrar a los más pequeños cuanto los quiere Dios.
Por su parte Mati, en Comarapa, sigue aportando todo lo que lleva dentro a los chicos del internado, con su apoyo no sólo en los estudios, sino también en el rato de oración al acabar el día.
La semana promete y esperemos vivirla tan intensamente como la que estamos dejando.

Un abrazo fraterno para todos.

 

Javier García

Despedida de Astilleros

La experiencia de este año está dando sus últimos coletazos.
El pasado viernes nos despedíamos de la comunidad de Astilleros, después de convivir con ellos durante 4 semanas. La ultima tarde-noche con los mas pequeños y sus padres fué linda. El abrazo sincero y emotivo de uno de nuestros “ángeles”, D. Gerardo, resume una experiencia enriquecedora.
De vuelta a Comarapa toca la despedida de los 24 integrantes del internado, la Casa Montagne, con una excursión-convivencia maravillosa.
Nos toca ahora vivir el regreso a España, asimilar esta experiencia y que la semilla sembrada en nuestro interior de el fruto deseado. Y como dice nuestra compañera Laura Conesa, “que no se quede en una experiencia de mes y medio, sino que continúe en nuestro día a día”.

image image image image
Un abrazo fraterno desde Comarapa.

 

Desde Cochabamba… Seguimos aprendiendo

Hemos estado en Cochabamba y, además del recibimiento siempre cariñoso de los hermanos Horacio y Adolfo y de conocer a los hermanos brasileños que están trabajando en el proyecto del nuevo noviciado del cono sur, tuvimos dos encuentros enriquecedores. Con las chicas del internado que estudian en el ITP de Cochabamba y con un grupo de antiguas alumnas maristas acompañadas por Chevi. El denominador común el brillo en sus ojos cuando hablaban de sus sueños y la sonrisa afectiva al conversar con ellas sobre nuestras y sus experiencias.
Dios nos sigue regalando momentos entrañables en esta experiencia misionera.

20160811_145045

Campo Misión Comarapa 2016

Mas de dos semanas llevamos algunos de los integrantes del grupo Proyecto Bolivia por esta parte del mundo.
Este año abriendo camino en una nueva comunidad, Astilleros. Javi Navarro, Laura Conesa y yo, Javi García, desplazándonos cada semana a esta comunidad y el hermano Boni, como ya viene siendo habitual, con su trabajo de apoyo al internado.
Todo un camino por descubrir con la confianza puesta en Él y en la Buena Madre.

Un abrazo fraterno.

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es