CTM Bolivia

1
Gracias Bolivia
2
“Respeto, sencillez y humildad”
3
Un tiempo de encuentro
4
Profetas de nuestro tiempo
5
“Llegar allí es llegar a casa”
6
“Serás feliz haciendo feliz a los demás”
7
Volver a respirar…y volver a llenarte
8
Bolivia en el corazón
9
Últimos días de voluntariado en Bolivia
10
Primeros días en Bolivia

Gracias Bolivia

Cuando volví a Córdoba, España, mi madre y mi hermana me preguntaron, bueno ¿Qué tal en Bolivia?…pues alrededor de dos semanas han pasado hasta que he conseguido poner en orden tantos sentimientos: a algunos no sabes ponerle nombre, otros, que no consigues encajar, otros que cuando los piensas se te saltan las lágrimas.

Es una responsabilidad saber transmitir todo esto y con mis pocas dotes comunicativas va a ser difícil.Saltar el charco en avión y llegar a Bolivia ya me parecía algo increíble la verdad, algo que sabía, que merecería la pena, pero lo mejor estaba por llegar.

Los niños, como decía Marcelino Champagnat, son lo más importante, es la base de la evolución del progreso, el amor que te transmiten esos niños, de respeto, querer estudiar, de simplemente quererte porque te sienten como alguien de tu familia, es algo revolucionario, cada niño va agarrando un cachito de tu corazón y se lo va quedando. Pese a las responsabilidades adultas que tienen, nunca se desaniman siempre quieren jugar más, aprender más.

Leer Más

“Respeto, sencillez y humildad”

Han vuelto a surgir muchas sensaciones tras la estancia en Santa Cruz, en Roboré y en las comunidades de San Pedro, Limoncito y Los Sotos.

La acogida de los Hermanos en Santa Cruz es siempre generosa; continuamente con mucha tarea en el cole, que nos demuestra la gran capacidad de trabajo y continuidad de una buena enseñanza. El Espíritu alegre que se vive en la casa queda grabado como ejemplo para nuestra vida diaria. Este año hemos coincidido unas horas con los voluntarios que irían a Comarapa; pudimos compartir desayuno con ellos; no recuerdo bien el tema del que se hablaba ahí, pero el Hermano Bonifacio comentó una frase de la que me acuerdo casi a diario: “menos analizar y más vivir”. Y es que a veces estamos tan inmersos en nuestras tareas, que no somos capaces de disfrutar de las cosas buenas que la vida nos va ofreciendo.

Leer Más

Un tiempo de encuentro

Es difícil contar lo vivido en Bolivia cuando aún habiendo vuelto hace dos semanas, sigues sintiendo que una parte de ti sigue aún allí, cuando te levantas y sientes que estás en un sitio extraño, que tu lugar está a miles de kilómetros, que parte de tu familia se ha quedado allí.

Es muy difícil expresar en un papel lo que se siente, no solo estando en las comunidades, sino siendo parte de ellas durante un mes y medio, sintiéndote uno más, alguien a quien acuden y con quien comparten su vida y su realidad. Sentir que unas personas maravillosas diariamente te abren las puertas de su casa y de su corazón contrasta mucho con la forma que tenemos de ser aquí, en las ciudades, donde cada uno va a lo suyo y a veces ni conocemos a nuestros vecinos, ese sentimiento de comunidad y de que tú eres parte de ella.

Leer Más

Profetas de nuestro tiempo

Paro. Me detengo. Abro los ojos y estoy en un lugar donde el Evangelio se hace literal para decirme que no hace falta llevarse bastón, ni alforja, ni pan, ni dinero para encontrarme con mi hermano, porque cuando estoy en un lugar donde se respira a Dios desde que me levanto hasta que me acuesto no me hace falta nada más para ser auténtica, para ser feliz. Cuando vives continuamente en esa presencia de Dios, llegas a contemplarlo en todo lo que te rodea, desde la inmensidad de la naturaleza, los abrazos de los niños, la ternura de los Hermanos, las conversaciones con las familias y hasta en el silencio.
La Fe es un don, pero la disposición a la Fe es personal. Es esa disposición la que nos abre el corazón para encontrarnos con Dios en los pobres, desde la sencillez y la humildad, quitando los aires de prepotencia y propiciando una relación de horizontalidad. Porque os aseguro que ellos tienen mucho más que enseñarnos de lo que nosotros podemos llegar a aportar.

Leer Más

“Llegar allí es llegar a casa”

Escribir todo lo vivido en un mes y medio es imposible. Han sido muchas risas, momentos, charlas con mamás, familias, jóvenes, inquietudes sobre su futuro, su realidad; una realidad que a veces es difícil de procesar pero en las que siempre esas familias sacan la fuerza para tirar hacia delante y es que no se puede decir de otra forma, son imagen de esfuerzo y constancia.

Llegar allí, es llegar a casa, porque siempre te reciben con una gran sonrisa y con ganas de que estemos más y más tiempo, pero a veces eso es lo que pasa, que no tenemos tiempo.

Leer Más

“Serás feliz haciendo feliz a los demás”

Hay una canción de un grupo español llamado ‘Siempre Así’ que dice: “Bienvenido a tu casa, aquí se habla en amor, el idioma del alma, el que mueve montañas, el idioma de Dios”. Después de tres años teniendo la suerte de poder visitar Bolivia y vivir una experiencia de voluntariado internacional en Roboré y en las comunidades de Limoncito, San Pedro y Los Sotos, lo primero que me sale es dar gracias a Dios por darme el regalo de vivir una experiencia como ésta, por dejarme vivir y compartir vida con tantas y tantas personas que desde la sencillez y la humildad te abren las puertas de su casa y de su vida y te hacen sentir querido, amado y, sobre todo, feliz.

Desde el año 2012, soy salesiano cooperador, laico consagrado y con vocación para dedicar su vida, dentro de las posibilidades, a las personas más necesitadas. Y aunque aquí en Badajoz soy feliz con mi trabajo, soy maestro de niños de primaria, es en Bolivia y junto a las familias de las comunidades donde verdaderamente he encontrado mi felicidad, y lo mejor de todo, donde he descubierto al verdadero Dios.

Leer Más

Volver a respirar…y volver a llenarte

Sentarse delante de un folio en blanco e intentar poner palabras a una experiencia tan vivencial y llena de emociones se hace realmente complicado. He tardado bastante hasta tener más o menos claro de qué quería hablar…

Para mí el ir por segunda vez a Bolivia es volver a respirar. El mundo al que pertenecemos nos hace ir con prisas, corriendo de aquí para allá, sin apenas pararnos a pensar qué hacemos o por qué lo hacemos…parece que si te interrogas a ti mismo con estas preguntas debes sentirte culpable, porque estás desperdiciando ese bien tan preciado para nuestra sociedad: TIEMPO.

La falta de tiempo hace que, sin duda, no se sepa ordenar lo urgente y lo importante y que muy a menudo se confundan el uno con el otro. Terminamos a toda prisa todo lo que debe quedar hecho: papeles del trabajo, reuniones, las últimas despedidas…hasta que por fin estás subido a ese avión que te lleva no solo a otro país, sino a otra realidad.

Leer Más

Bolivia en el corazón

Hola a todos, mi nombre es Javi y soy uno de los ocho voluntarios españoles que este año hemos estado haciendo voluntariado en las comunidades campesinas de San Pedro, Limones y Los Sotos, muy cerca de Roboré. Este ha sido mi segundo año viniendo a realizar esta experiencia, pero el proyecto en estas comunidades lleva más de 12 años y desde que se comenzó a venir, hemos venido más de 50 españoles.

Es difícil expresar con palabras escritas una experiencia tan fuerte como lo que hemos vivido pero antes, os voy a contar en qué consiste el proyecto que tenemos en dichas comunidades campesinas y el colegio de Roboré. Dicho proyecto consiste en becar a los alumnos de las 3 comunidades para que puedan cursar 3º y 4º de Secundaria y todo el bachiller en el colegio Marista, ya que en las Unidades Educativas de sus respectivas comunidades no existen ítems de dichos cursos. Las becas que se les conceden consta de material escolar, uniforme, transporte diario y comedor.

 

Leer Más

Últimos días de voluntariado en Bolivia

Estamos en la recta final y en ocasiones el cansancio se nota, pero cada día nos recargamos las pilas con la sonrisa de las personas para estar a tope en los talleres, los juegos, los roles y todo lo que hacemos en las comunidades.

Se echa mucho de menos a Rocío y no solo nosotros notamos su ausencia sino que todos los comunarios se preocupan y nos preguntan por la “Doctorita” se nota la huella que ha dejado estas semanas con su escucha y cercanía.

El lunes empieza con normalidad y mucha ilusión, una nueva semana en las comunidades. Rocío y Moreno se quedan en Roboré para pasar la formación a los becados de “Redes sociales y su buen uso” y los demás vamos a nuestras comunidades para por la tarde ir a Los Sotos a pasar allá los talleres. Esta semana en mamás realizamos monederos y disfrutaron mucho de ese ratito realizando sus propios diseños. Mientras, los chicos de primaria y kínder tuvieron un taller de Higiene bucodental, donde le enseñamos con una divertida canción a lavarse las manos para después enseñarles como lavarse los dientes con una forma lúdica y correcta, consiguiendo así un diploma de recuerdo. Al final, entregamos los regalos del día de la amistad y unas mochilas a todas las madres de la comunidad. Esas mochilas se entragarían el resto de días en las demás comunidades.

Leer Más

Primeros días en Bolivia

Ya hace tres semanas que un grupo de aventureros se empredió en un viaje que cambiaría su vida, una experiencia que sería un antes y un después y que les permitiría ser ejemplo de entrega para los demás.

Todo comenzó un 30 de junio, cuando se montaron en un avión y realizaron un vuelo de casi 12 horas. Llegaron a Santa Cruz, donde los esperaría el hermano Gregorio para llevarlos a su primera parada, Barrio Lindo, donde con mucho cariño los recibieron Vidal, José Antonio, Óscar y Reinaldo. Abrazos sinceros, risas, volver a encontrarnos y a compartir vida con los hermanos, una de las mejores maneras de empezar el CTM.

Empezar a sentir Bolivia, ver, oír… cada segundo en Santa Cruz es distinto: el tráfico, las compras en La Ramada, ir a por el chip para los teléfonos, compra de artesanía…. Unos primeros días llenos de actividad pero también de muchos momentos de compartir.

Y dos días después, rumbo a su segunda parada, Roboré. Vidal y Jesús super cariñosos, como siempre. Sentirse en casa después de un año, o incluso viniendo por primera vez es una de las mejores cosas que vives en Bolivia. Charlas con Jesús, excursiones con Vidal al Chorro de San Luis o la ermita de la Buena Madre, preparación de actividades, dos o tres días que hacen que nos sigamos metiendo más y más en la dinámica del campo, en esos días repletos de actividad pero que tanto merecen la pena.

Leer Más

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es