Campo de Trabajo de SED en Korhogo

Mi nombre es Carlos, y este verano tuve la oportunidad de formar parte del campo de trabajo de SED en Korhogo (Costa de Marfil).

Durante casi una década he participado en actividades con niños en Maristas-Murcia/Alicante, y mi deseo era seguir trabajando en ese área, y descubrir a la vez una cultura completamente  diferente a la nuestra.

Los días previos, intenté informarme y hacerme una idea de la gran diferencia cultural que iba a encontrarme durante el viaje. A pesar de ello, cada cosa que vi aquellos días me sorprendía más que la anterior.

Taller-danza-Korhogo1Tratándose de un país del Tercer Mundo, había previamente asumido que iba a presenciar muchas escenas y situaciones desagradables. Muchos aspectos negativos de aquellos lugares, como el hambre, la falta de higiene y agua potable, o la escasa seguridad y disciplina. A ellos se sumaron otros, como la falta de un servicio tan fundamental como la recogida de basuras, de personal cualificado y recursos en los hospitales, dispensarios, infraestructuras y colegios o de información y educación en temas de sanidad e higiene etc. En definitiva, todos aquellos aspectos en los que puede hacerles falta nuestra ayuda.

Sin embargo, lo que para mí resultó más inesperado fueron la infinidad de aspectos positivos y fascinantes de su cultura. La increíble acogida por parte de todo el mundo dentro de la ciudad, el ímpetu que mostraban los niños por hablar y jugar con nosotros, la alegría de los adultos al recibir un simple “bonsoir” y una sonrisa de nuestro lado, la disponibilidad de los animadores para acompañarnos cada día y echarnos una mano en la ciudad, la alegría de la gente a pesar de sus innumerables carencias, el ritmo de su música y sus bailes en cada rincón de la ciudad.

Es verdaderamente impactante lo agradecidos que son ante el mínimo gesto. Cada día, inevitablemente, comparábamos nuestras culturas en cuanto a la manera de valorar las cosas por parte de unos y de otros.

Fui a Costa de Marfil con el objetivo de enseñar, y volví con la sensación de haber aprendido mucho más de lo que enseñé.

Carlos Castillo, voluntario de SED en Costa de Marfil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es