Archivo2019

1
Instantes
2
“Serás feliz haciendo feliz a los demás”
3
Aprender, jugar y aprender a jugar
4
Volver a respirar…y volver a llenarte

Instantes

Es domingo, son las seis de la mañana y los rayos de sol se reflejan en el escritorio del mismo modo en que lo hacen los nervios en mi tripa. Ese leve cosquilleo me transporta a aquellos sábados de infancia en los que, desde la cama, siempre metía la canasta decisiva; nada importaba que horas después el desenlace del partido fuese bien diferente…

Esbozo una sonrisa en memoria de aquel mágico recuerdo y comienzo el día.

A las siete comienza la Eucaristía en la iglesia de ManhiÇa (Mozambique). El Evangelio de hoy nos habla de la necesidad y la urgencia de pescadores que lo dejen todo y se conviertan en pescadores de hombres y nos invita a responder a la llamada con un “Heme aquí Señor…” Durante la homilía, el hermano Torcato, que hace las veces de padre, me llama al altar para presentarme a la Comunidad y ante una Iglesia abarrotada lanza la pregunta: “ Y tú, ¿Por qué has respondido a la llamada?

Leer Más

“Serás feliz haciendo feliz a los demás”

Hay una canción de un grupo español llamado ‘Siempre Así’ que dice: “Bienvenido a tu casa, aquí se habla en amor, el idioma del alma, el que mueve montañas, el idioma de Dios”. Después de tres años teniendo la suerte de poder visitar Bolivia y vivir una experiencia de voluntariado internacional en Roboré y en las comunidades de Limoncito, San Pedro y Los Sotos, lo primero que me sale es dar gracias a Dios por darme el regalo de vivir una experiencia como ésta, por dejarme vivir y compartir vida con tantas y tantas personas que desde la sencillez y la humildad te abren las puertas de su casa y de su vida y te hacen sentir querido, amado y, sobre todo, feliz.

Desde el año 2012, soy salesiano cooperador, laico consagrado y con vocación para dedicar su vida, dentro de las posibilidades, a las personas más necesitadas. Y aunque aquí en Badajoz soy feliz con mi trabajo, soy maestro de niños de primaria, es en Bolivia y junto a las familias de las comunidades donde verdaderamente he encontrado mi felicidad, y lo mejor de todo, donde he descubierto al verdadero Dios.

Leer Más

Aprender, jugar y aprender a jugar

Hace unos días escuché a un alumno de octavo curso decirle a su hermano más pequeño, también alumno del colegio donde estoy realizando mi voluntariado, que a la escuela uno no viene a jugar. A la escuela uno viene para aprender.

Desde mi punto de vista, ninguno de los dos se equivoca. A la escuela uno debe ir para aprender y para jugar. Y en el caso del Centro Educacional Marista Lucia Mayvorne los alumnos también vienen a aprender a jugar.

Son muchas las cosas que aprendí durante los dos meses que ya han pasado desde que estoy aquí, pero una de las que más me impactó es que hay niños que no saben jugar, y por lo tanto, necesitan que se les enseñe.

Nuestra escuela está ubicada en la comunidad del Monte Serrat, en la isla de Florianópolis, al sur de Brasil. Actualmente es un barrio con luz, agua, internet, transporte público y la mayoría de los recursos básicos. Sin embargo, para lograr todo eso, la comunidad ha tenido que luchar mucho, y ha tenido que sufrir mucho también. A día de hoy sigue habiendo una fuerte presencia del alcoholismo, de la violencia, del trabajo infantil, de la pobreza y del trafico de drogas. Leer Más

Volver a respirar…y volver a llenarte

Sentarse delante de un folio en blanco e intentar poner palabras a una experiencia tan vivencial y llena de emociones se hace realmente complicado. He tardado bastante hasta tener más o menos claro de qué quería hablar…

Para mí el ir por segunda vez a Bolivia es volver a respirar. El mundo al que pertenecemos nos hace ir con prisas, corriendo de aquí para allá, sin apenas pararnos a pensar qué hacemos o por qué lo hacemos…parece que si te interrogas a ti mismo con estas preguntas debes sentirte culpable, porque estás desperdiciando ese bien tan preciado para nuestra sociedad: TIEMPO.

La falta de tiempo hace que, sin duda, no se sepa ordenar lo urgente y lo importante y que muy a menudo se confundan el uno con el otro. Terminamos a toda prisa todo lo que debe quedar hecho: papeles del trabajo, reuniones, las últimas despedidas…hasta que por fin estás subido a ese avión que te lleva no solo a otro país, sino a otra realidad.

Leer Más

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es