Archivo30 julio, 2018

1
De mecánico a médico
2
Vivimos intensamente cada día
3
Las mujeres, sujetos de derecho

De mecánico a médico

Pedro Juan Tinigua Cutillo tiene 21 años. Son siete hermanos, 4 patojos y 3 patojas. Su padre es un pequeño agricultor que con lo que saca de cultivar su pequeña milpa a penas logra alimentar a la familia.

Por eso Pedro Juan tiene muy claro que para lograr su sueño de ser médico antes tenía que cursar otra carrera que le permitiese lograr un trabajo para poder ayudar en casa y pagarse sus estudios de médico.

Todo eso ha sido posible gracias a la beca de la ONGD SED que le ha permitido graduarse como perito mecánico e ir dando pasos a lograr su sueño de ser médico.

Leer Más

Vivimos intensamente cada día

Cada día que pasa sentimos Manhiça un poco más nuestra. Todos nos conocen, respetan y miman.

Esta cuarta semana han sido unos días repletos de nuevas emociones. Hemos continuado realizando nuestra labor en Preescolar y Primaria. ¡Ahora ya se cantan por aquí nuestras canciones! También hemos dedicado esta semana a la visita del orfanato “Niño Jesús”. Allí cantamos, bailamos…, fue una tarde maravillosa. Asimismo, fuimos a conocer la casa de alumna de la escuela, en una “palhota” típica de aquí Todos los días recorre un camino largo y duro para venir a la escuela. Por ello se ha convertido en un gran ejemplo para nosotros.

Además de esta visita, fuimos también a conocer una “mamá” (ancina) luchadora, quien pese a todas sus dificultades nos recibió con una sonrisa en los labios.

Compartimos momentos de mucha vida y aprendizaje. Seguimos viviendo intensamente cada día.

Estamos juntos.

 

Voluntarias de SED en Mozambique 

Las mujeres, sujetos de derecho

Aquí, en Samac y la Colonia Nueva Esperanza de Cobán, no solo se trabaja con los niños y las niñas.

Una de las tareas más importantes que desarrollan las hermanas es la de intentar empoderar a estas mujeres tan maltratadas por la sociedad que las rodea e, incluso, por sus propias familias.

Son consideradas ciudadanas de tercera división y, alguna de ellas, no llega ni a eso.

Casadas a edad temprana por acuerdos familiares, abandonadas por sus maridos con un montón de hijos, maltratadas, violadas…viven en el silencio su calvario y un simple gesto de cariño, una sonrisa, les hace sentirse tan importantes que se te parte el corazón al pensar que la felicidad de algunas personas se consigue con algo tan sencillo.

Por eso, el trabajo que se está realizando con ellas por medio de charlas y sesiones de alfabetización son tan importantes.

Leer Más

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es