Archivo21 julio, 2017

1
15 días en Mozambique
2
ONGD Marista SED, Khorogó, Koni y Amaron hasta el final
3
El misterio de la luz
4
Visita a Patzún

15 días en Mozambique

Después de dos semanas en Mozambique, tengo la certeza de que aún no controlo todo lo que pasa. Cada día trae una sorpresa, una novedad. Así ha sido en estos 15 días, repletos de cosas buenas.

Comenzamos dando clases en la Escuela Marista de Bilene: Portugués y Matemáticas, para no aventurarnos con otras materias; estas, por lo menos, sabemos que las dominamos. 70 alumnos por aula, tres alumnos en cada pupitre, un encerado de pizarra gastada, grandes deseos de aprender, un placer enorme en enseñar.

Las tardes traen siempre algo nuevo: un paseo, un baño en la laguna, una persona a la que aún no habíamos conocido, una visita a la casa de algún alumno de la escuela… “Monotonía” es una palabra que no existe por tierras mozambicanas.

Cuando llegamos a Bilene y vimos este lugar asentado a la orilla del Índico, las palabras desaparecieron y los ojos se abrieron de par en par. La arena blanca, el agua transparente y el marisco que, casi cada día, acaba en nuestro plato. Llegamos a pensar que esto no es un lugar real de la Tierra sino un salvapantallas de ordenador o una foto trucada del catálogo de una agencia de viajes. Verdaderamente, no encuentro ninguna razón para que nadie abandone un sitio así. Bueno, tal vez sí; esa palabra tan portuguesa que nos golpea el corazón: “saudade”.

Leer Más

ONGD Marista SED, Khorogó, Koni y Amaron hasta el final

La ONGD Marista SED, ha cumplido sus bodas de plata (Ministerio del Interior, el 17 de diciembre de 1992), coincidiendo con el bicentenario de la Institución Marista. A pesar de ser una ONG muy joven, está presente en más de 30 países de África, América Latina, Asia y Europa con un total de 380 obras sociales y cerca de 4.000 personas entre socios, colaboradores y voluntarios de nuestro país. La organización SED lleva a cabo, en todo el mundo, proyectos de características diversas, en contextos distintos y siendo fiel al significado de sus siglas: Solidaridad, Educación y Desarrollo.

En Khorogó, la tercera ciudad más grande de Costa de Marfil, la organización está trabajando desde hace muchos años. Allí, hace 25 años, la ONG colaboró en la construcción del colegio Marcellin Champagnat en el barrio Petit Paris, un centro educativo que cubre a 400 alumnos de primer ciclo de secundaria. En el año 2016, SED puso en marcha el proyecto de construcción de diez nuevas aulas y a partir del próximo mes de septiembre el centro ofrecerá el segundo ciclo de la etapa secundaria. De este modo, el centro educativo permitirá que sus alumnos puedan continuar sus estudios de secundaria sin tener que desplazarse y abriendo las puertas a 100 alumnos de nueva escolarización.

En Khorogó se realiza, durante el mes de julio, un campo de trabajo con jóvenes de distintas edades. Este campo de trabajo ha estado pilotado durante mucho tiempo por el Hermano Fede (Cullera) y también por el Hermano Fulgencio (Alicante) siendo ahora el Hermano Marista José Luís Elías (Algemesí) quién, después de haber vivido allí tantos años, ha tomado el relevo en la coordinación. En esta experiencia, colaboran actualmente nueve voluntarios, siendo cuatro los que participan por vez primera. Además, una enfermera y un estudiante, en último curso de medicina,cooperan conunas religiosas (Hermanas de la Anunciación, fundadas en Colombia) en Koni, un poblado situado a tan sólo 15 kilómetros de Khorogo. Este campo de trabajo empezó el 28 de junio y finalizará el próximo 22 de julio de 2017.

Leer Más

El misterio de la luz

06:00  Amanecemos en Chibulama. Una luz tenue proviene de la capilla de la comunidad en forma de cánticos ancestrales que nos conectan con las raíces de esta tierra, no importa lo desconocido del lenguaje (“ici bemba”, la lengua local de esta región de Zambia). Las voces nos transportan a un lugar común, a lo profundo, allá donde reside la verdad. Con esta energía comenzamos la mañana…

08:00  Partimos de la comunidad rumbo a la escuela. Cuarenta minutos en los que la luz se encuentra en la gente que nos cruzamos a lo largo de los caminos: niños que nos acompañan y nos toman de la mano, trabajadores que llevan su derecha al corazón para saludarnos, algunos –incluso- se dan unas palmadas afectuosas sobre él, como símbolo de bienvenida. Todos ellos dirigen su mirada hacia nosotros con gesto amable…

09:00  Llegamos a Twuayuka. El brillo aparece en las sabias reflexiones con que Mrs. Mulenga (directora de la escuela) nos recibe cada mañana. Hablamos acerca de la educación, de la vida en Zambia, del futuro… El sol deslumbra ya y allí están los niños. Ese interés mutuo de disfrutarnos, de descubrirnos, de respetarnos hace que las horas transcurran veloces entre danzas, pinturas y gestos cómplices…

13:00  De vuelta a la comunidad, compartimos nuestra mañana entre los alimentos que con tanto cariño ha preparado Katherine. El festival de color está en los platos, entre vegetales y salsas, y en las conversaciones, siempre sazonadas con un toque de buen humor.

Leer Más

Visita a Patzún

El sábado tuvimos la oportunidad de reencontrarnos con nuestros compañeros de Patzún, Sergio y Tania. Después de tres autobuses y algún que otro conductor pariente de Fernando Alonso (la muerte se bajo en la primera parada, del miedo que tenía) pudimos abrazar a nuestros amigos.

Al volver al hogar los chicos habían preparado una velada muy especial por la despedida de los voluntarios estadounidenses. Nosotros también quisimos aportar nuestro granito de arena con una actuación improvisada sobre la marcha.

El domingo decidimos meternos en la cocina y preparar unas ricas tortillas españolas con pimientos para los chicos del hogar y de postre una rica magdalena. Los ingredientes los compramos en el mercado de Santa Apolonia, y como siempre, las gallinas del huerto se encargaron de proporcionarnos una buena cantidad de huevos.

Leer Más

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es