¡Bienvenidos a www.tugranodearena.org!

Este espacio de la web de SED nace con la vocación de ser un PUNTO de ENCUENTRO y de PARTICIPACIÓN de todas las personas que colaboran y simpatizan con SED desde el voluntariado, la colaboración económica, el trabajo en los colegios, como socios o simplemente como amigos y seguidores del trabajo solidario que SED realiza en España o en los países de SUR.

banner 468x66_grano

1
Del oasis de esperanza a la Guatemala profunda
2
Guatelinda
3
Experiencias únicas
4
Aprendiendo
5
¡Echándole ganas!
6
Sabor a felicidad
7
Muchas experiencias en una
8
Nsansa, icikuku, ukupusanina, ubumi
9
Tomando contacto en Honduras
10
Primeras impresiones desde Santa Apolonia, Guatemala

Del oasis de esperanza a la Guatemala profunda

Hoy hemos dedicado la mañana a compartir con la comunidad de Panimaché 5º alto, uno de los cantones más alejados de Chichicastenango. En la escuelita de primaria de esta comunidad la ONGD SED tiene becados a 10 alumnos y alumnas.

No sabéis lo difícil que se me está haciendo escribir estas líneas, porque en apenas 30 km hemos pasado de un “oasis de esperanza y de historias de éxito y superación” que es el ITEC a la impotencia e indignación que te produce el ver la realidad de esta esta escuelita de la “Guatemala profunda” que es Panimaché.

Leer Más

Guatelinda

Llegas a Guatemala, agarras el carro y te echas a la carretera.

Miras a tu alrededor y el paisaje te hipnotiza: preciosas montañas verdes, plantas de café, agua, lagos…

 

Pero si detienes tu mirada, te asombra lo que ves: pobreza y miseria en medio del  paraíso.

Leer Más

Experiencias únicas

Hace más de 10 días que llegué a Guatemala. Estaba muy emocionada con todo lo que iba a vivir durante el voluntariado en Chichicastenango, todo lo que iba a aprender de su gente. Los dos primeros días estuvimos en Ciudad de Guatemala y ya el domingo nos llevaron a cada uno a sus Campos de Trabajo.

La llegada a Chichi fue muy emocionante, estábamos muy expectantes con que nos íbamos a encontrar ya que no habíamos venido nunca a esta zona. Al principio nos costó un poco adaptarnos a los horarios, las comidas, etc. El lunes siguiente nos llevaron al ITECK y la Anunciata. Elvira y yo estamos en la Anunciata las mañanas ayudando a las profes de primero y segundo de primaria; por las tardes nosotras vamos a un internado de niñas a hacer apoyo escolar y actividades de ocio y tiempo libre; y una mañana y una tarde nos vamos al ITECK a dar apoyo a los chavales de cuarto y quinto curso con inglés.

Leer Más

Aprendiendo

Hace ya más de una semana que empezamos con nuestras actividades en Chichicastenango, tanto en el ITECK como en La Anunciata. Nuestra labor consiste fundamentalmente en complementar las clases de ciertas asignaturas, así como dar clases de refuerzo que los propios estudiantes nos piden. Es un trabajo duro y, en ocasiones, algo frustrante, porque nos cuesta adaptar nuestro nivel de exigencia al de aquí y entender que la situación que traemos es radicalmente diferente a la que tienen. Hay varios aspectos que dificultan el aprendizaje, entre ellos encontramos que para muchos estudiantes el castellano no es la lengua materna y tienen una coyuntura familiar complicada o grandes carencias académicas fruto de una educación básica muy deficiente.

Leer Más

¡Echándole ganas!

“Los recursos es lo que más falta.” Cuando este problema está solucionado por personas que quieren ayudar mediante una beca, “teniendo voluntad, yo me comprometo a dar lo mejor de mi para ser algo en la vida. En la mecánica tengo que tener voluntad y echarle ganas, porque me gusta mucho.”

“Quiero agradecer a las personas que me han dado la beca por darme su confianza, porque no todos tienen esa capacidad, y si la tienen, no todos tienen la voluntad de ayudar a los demás.”

Leer Más

Sabor a felicidad

Entre polvo y hojas secas finalizamos la jornada del domingo sentadas debajo de un porche que ya hemos hecho nuestro. El sol zambiano se pone de color rojo mientras mentalmente repasamos nuestra primera semana de aterrizaje en la comunidad de Mulunghusi, Zambia, que nos acoge.
Escuchamos al hermano Mansoa arrastrar los pies por el corredor. A las seis y media se cena y en un baile de sobra conocido nos vamos incorporando para acompañarle en torno a la mesa.
La jornada diaria transcurre con lentitud, el “ritmo zambiano” lo llaman. No tenemos nunca claro si somos nosotras las que llegamos antes o aquí el tiempo se ralentiza.

Leer Más

Muchas experiencias en una

Llegamos el domingo 24 de junio a un nuevo país para los cuatro. Tras una jornada de adaptación y organización del material, comenzamos nuestro trabajo en el colegio Our Good Mother – Maristas Edelvives, en Ashalaja, a las afueras de Accra, la capital de Ghana.

Dividimos nuestro tiempo en una primera semana de actividades deportivas y recreativas, y una segunda de manualidades y creatividad; compartiendo dos clases con cada grupo.

Nuestro primer contacto con la educación ghanesa fue a través del deporte con las clases de Primaria. Tanto el alumnado como el grupo de voluntariado disfrutamos haciendo estiramientos, carreras de animales, jugando y cantando a coro.

Leer Más

Nsansa, icikuku, ukupusanina, ubumi

Alegría, cariño, variedad, vida. Son algunas de las palabras que nos vienen a la cabeza al echar la vista atrás a nuestra primera semana en Chibuluma, Zambia.

Vivir en esta comunidad nos ha abierto las puertas a diferentes realidades de las que nos estamos empapando día a día. Por las mañanas vamos a Twayuka, a cuarenta minutos de casa, donde participamos en la vida de su Primary School. Un par de días a la semana nos acercamos al Skills Centre, un centro de formación profesional del Marist Educational Centre donde jóvenes mayores de diecisiete años se pueden formar en distintas disciplinas de carácter práctico como costura, carpintería, hostelería… El fin de semana aprovechamos para pasear por los alrededores, visitar la ciudad, compartir la eucaristía con la comunidad de Saint Michael’s y pasar más tiempo con los hermanos que nos han acogido de forma familiar y cercana.

Leer Más

Tomando contacto en Honduras

Esta primera semana en Horizontes han sido días para conocer y acostumbrarnos a la rutina, a la comida, a las nuevas palabras y expresiones y, sobre todo, días para estar despiertos y atentos a la vida que se presenta ante nosotros.

Poco a poco el ritmo del CTM se ha ido conformando: Joana por las mañanas hace voluntariado en el hospital al lado de Horizontes. Sara y Rui “agarran el carro” para dirigirse a la colonia Lazos de amistad, en cuyo Kinder -escuela infantil- acompañan a Karla en sus clases. Y Lara se queda por la mañana en Horizontes y a las 13h marcha también al Kinder.

No podemos hablar de Horizontes sin mencionar a “Don Goyo”, Hermanito este que nos ha acogido de forma excepcional, compartiendo de una manera abierta su modo de vivir, sus ideas y forma de ver y sentir la realidad de acá.

Leer Más

Primeras impresiones desde Santa Apolonia, Guatemala

Llegamos el domingo por la mañana al hogar de Santa Apolonia, hogar sostenido por las Hermanas de San Francisco de Asís, Flory y Petro, y un grupo de tías (cuidadoras) que velan por los patojos y patojas que viven aquí y que son el alma y el corazón de esta casa.

Desde el primer momento, nos dieron lo mejor de ellos, sus sonrisas, su bondad, su alegría y su amor desbordante. Son chiquillos que sorprenden por su madurez, son responsables, obedecen sin protestar un ápice lo que se les manda realizar, se hacen cargo de tareas domésticas como “trapear”, “mover los trastos” como dicen “acá”… los unos cuidan de los otros como la gran familia que, en verdad, son, pero, eso sí, si se trata de divertirse, nadie les gana, su energía es incombustible, sus risas contagian y la algarabía llena el patio de juegos. Lejos queda toda esa realidad dura y complicada que les ha traído hasta el hogar.

Leer Más

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollo web: www.startidea.es